Sobre los autónomos

0
73

Reforma Alejandro Faya

Es cierto que los organismos constitucionales autónomos han crecido a lo largo de la última década. A los tres clásicos -INE, Banxico y CNDH- se sumaron otros como el INAI, Cofece, IFT, Inegi, Coneval y la Fiscalía General de la República. No se trata de algún tipo de “moda” ni del afán de crear “islotes”, sino que ha sido una cuestión de necesidad. La falta de confianza y la incapacidad de la burocracia tradicional para desempeñar con éxito ciertas áreas de política pública, asociadas a la protección de derechos y la tutela de garantías colectivas, han propiciado en distintos momentos los consensos políticos necesarios para establecer estas estructuras, no como un fin en sí mismo, sino como medio para un fin. Muy probablemente en Nueva Zelandia o Dinamarca esto no sería necesario, pero estamos lejos de lograr esos niveles de madurez institucional.

Así, la evidencia empírica y las mejores prácticas internacionales indican que una autoridad debe tener altas dosis de autonomía cuando: (i) sea indispensable aislarla del sesgo político para generar confianza e intervenciones efectivas y creíbles; (ii) participen en el mismo mercado empresas públicas y privadas y, por tanto, sea indispensable ofrecer neutralidad y “piso parejo”; y (iii) sea necesario reforzar las condiciones de debido proceso e imparcialidad dado el impacto de las decisiones en la esfera de los privados.

Leer más: https://www.reforma.com/edicionimpresa/aplicacionei/Pagina.html?seccion=negocios&fecha=20210112&referer=–7d616165662f3a3a6262623b6770737a6778743b767a783a–

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here