#SociedadDigital | España se mostró resistente a los desafíos de la pandemia y ahora trabaja en “no dejar a nadie atrás”

Un nuevo informe de Telefónica develó que España respondió de buena forma a la pandemia y tiene base para afrontar los desafíos que se presentan, que son muchos.

157

La pandemia aceleró procesos, cambió aspectos importantes por desafíos urgentes y obligó a personas, gobiernos y empresas a adaptarse a una nueva realidad. España respondió bien y ahora su mayor desafío es “no dejar a nadie atrás”, dijo la Secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial del gobierno español, Carme Artigas.

En el marco de la presentación del Informe Sociedad Digital en España 2020-2021, de Telefónica, la funcionaria reconoció retos en las distintas verticales: indicó que casi dos tercios de la población local no tiene habilidades digitales avanzadas, y de cambios necesarios en el teletrabajo, porque una adaptación incorrecta es igual a una “exclavitud digital”. 

También apuntó que las pymes sólo capturan el 10 por ciento del comercio electrónico, por lo que es un reto que España “no sólo sea un gran consumidor, sino que haya productores y generadores de lo digital”. Con la idea de llevar el porcentaje al 25 por ciento y otros objetivos, se lanzó el Plan de Digitalización de Pymes, que acompañará a las tres millones de empresas de este tipo que existen en el país.

La presentación también tuvo muchos mensajes optimistas. No es para menos: España es el primer país de la Unión Europea en cobertura de fibra y el tercero de la OCDE, y la red 5G de Telefónica cubre el 80 por ciento de la población. Aun en este contexto es clave no perder el tren con la “puesta en marcha de planes estructurales a corto, mediano y largo plazo” y “resolviendo los retos éticos de la tecnología”, dijo Artigas.

Las autoridades de Telefónica se concentraron en la resistencia de su red y de España en general ante los desafíos que trajo consigo la Covid-19, bajo un contexto retador: los datos móviles crecieron 60 por ciento frente a un incremento habitual del 40 por ciento, en redes fijas el tráfico creció 47 por ciento y el tráfico de voz, que estaba estancado, aumentó un 47 por ciento.

“El 81 por ciento de los españoles accede varias veces a Internet al día y somos líderes en uso de mensajería instantánea, a lo que se suma una explosión de uso de plataformas”, inició Sergio Osle, en una de sus primeras apariciones como consejero Delegado de Telefónica España. En contrapunto, agregó que también se ampliaron algunas brechas entre conectados y no conectados.

En el apartado empresas, el informe hace énfasis en que el 70 por ciento de las grandes compañías europeas tiene un plan de transformación, contra el 45 por ciento antes de la pandemia. En las pymes la situación es más compleja, ya que “la velocidad de adaptación no fue equitativa”. La captación de talento es un desafío en todas las industrias, pues las competencias digitales son transversales.

La realidad en las escuelas también es un reto cumplido en parte por España, donde 10 millones de alumnos dejaron de asistir físicamente al colegio por la pandemia. La situación de los colegios locales en materia de conectividad lo ubican en la mitad de tabla en Europa y la posición de España es todavía peor en la medición de recursos digitales por parte de educadores.

Así las cosas, el informe y las palabras con la que se lo presentó dejan claro que el país mostró resistencia al contexto de pandemia y tiene una base firme para sostener los desafíos que se vienen, que son muchos. El presente es digital y, por eso, no seguir creciendo sería perder el tren. La clave parece afianzar lo hecho y apuntar a los que todavía no se ven beneficiados por la transformación digital.