La adopción de fibra para ofrecer Internet de velocidad gigabit ha llegado a 95 por ciento o más en 10 países del mundo: Singapur, Qatar, Emiratos Árabes Unidos, Portugal, España, Corea del Sur, Hong Kong, Japón, Letonia y Lituania, de acuerdo con la quinta edición del Estudio Global FTTH/B de Arthur D. Little.

Otras naciones también han avanzado en la implementación de fibra, aunque en menor medida. Suecia ha conseguido un umbral de 94 por ciento; Nueva Zelanda, 82 puntos; Malasia, 61 puntos; Francia, 53 puntos; Suiza, 47 puntos; Países Bajos, 43 puntos; Arabia Saudita, 41 puntos; Estados Unidos, 31 puntos; así como Italia, con 29 por ciento.

La penetración de fibra ha crecido 27 puntos porcentuales desde 2012 hasta alcanzar un 66 por ciento en 2020, dentro de 23 naciones evaluadas. Para conseguir esto, especialmente en los mercados líderes de fibra, las empresas de telecomunicaciones predominantes han jugado un papel clave en el despliegue.

De acuerdo con el informe, la adopción de la fibra ha sido impulsada por las iniciativas de los países para acelerar la migración a esta tecnología e interrumpir los servicios de cable; al igual que por la “alta intensidad competitiva en el mercado de banda ancha”.

La fibra es una tecnología avanzada que permite entrega banda ancha fija de velocidades de varios gigabits a un gran volumen de clientes en condiciones de la vida real, sobre todo en áreas muy densas, destaca la consultora. Su alto desarrollo ha posibilitado planes de alta capacidad en naciones asiáticas como Singapur, Japón, Corea del Sur y Hong Kong.

Sin embargo, la adopción de fibra en gran parte del mundo todavía no llega a un nivel tan alto como el de la lista de 10 países destacados. Por tal razón, la disponibilidad de servicios gigabit es incipiente y las tarifas en varios mercados se consideran un lujo para los usuarios, de manera “casi prohibitiva”, señala el reporte de Arthur D. Little.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here