Sólo Telefónica y Tigo podrán participar en el sandbox regulatorio de Colombia

La CRC admitió tres proyectos en el sandbox regulatorio de telecomunicaciones. En el camino de la evaluación quedaron dos decenas que no cumplieron con los requisitos.

374

Hubo muchas propuestas, pero pocos sobrevivieron al examen. Únicamente Telefónica y Tigo Une consiguieron las autorizaciones para participar en el sandbox regulatorio de telecomunicaciones que está implementando la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) de Colombia.

El órgano regulador recibió 23 proyectos que buscaban ser parte del sandbox, un entorno en el que se podrán probar iniciativas y nuevos casos de negocio con flexibilidad o exención regulatoria. Sin embargo, la Comisión admitió sólo tres propuestas provenientes de los dos operadores mencionados.

De acuerdo con el informe definitivo dado a conocer por la institución, Telefónica tiene luz verde para llevar a cabo su proyecto de Internet 4G en zonas rurales y periurbanas mediante la tecnología Open RAN (red de acceso de radio abierta).

Además, la empresa podrá experimentar con otra iniciativa relacionada con una herramienta para el centro de operaciones de seguridad (SoC) del sistema de información, enfocada en analizar y corregir incidentes.

Tigo Une, operador que es propiedad de Millicom y la alcaldía de Medellín, consiguió el visto bueno para probar un contrato único para los servicios móviles y fijos (llamado contrato convergente).

La CRC sólo admitió estos tres proyectos porque cumplieron con los cuatro criterios de la convocatoria del sandbox regulatorio: ser innovadores, implicar beneficios para los ciudadanos, demostrar una necesidad y que el proponente contara con la experiencia suficiente para ponerlo en práctica.

También lee: El abc de los sandboxes regulatorios: su traslado del ecosistema fintech al TIC

En la última senda de la evaluación se quedaron siete iniciativas planteadas por Caracol Televisión, Telcosisred, Kalu de Colombia, Internet Colombia Sostenible y Asociación Colnodo, por no satisfacer desde uno hasta todos los criterios.

Ahora la Comisión de Regulación de Comunicaciones definirá algunos detalles respecto a riesgos, salvaguardas e indicadores de éxito para las propuestas aprobadas, y realizará los actos administrativos de autorización final.

Según el cronograma de trabajo, el 25 de octubre se dará banderazo a la fase de experimentación, en la cual Telefónica y Tigo Une probarán sus iniciativas durante 12 meses, con posibilidad de prórroga por un periodo igual.

Los ojos de América Latina están puestos sobre el sandbox regulatorio de telecomunicaciones en Colombia, pues es el primero en su tipo en la región. El Instituto Federal de Telecomunicaciones de México, por ejemplo, también está pensando en implementar dicho mecanismo.