La Comisión Australiana de Competencia de Consumidores (ACCC) hizo una demanda pública en contra de Sony Europe, una unidad de la japonesa Sony Corp., por violar la ley del consumidor australiana al rechazar reembolsos de videojuegos defectuosos.

El gigante de la tecnología informó a sus clientes que no podía reembolsar juegos defectuosos que se hayan descargado después de 14 días de realizada la compra.

Sony dijo a sus clientes que sólo podría reembolsar con créditos de su tienda pero no con efectivo.

“Sony Europe dio información falsa y engañosa a sus clientes sobre sus derechos en relación con los juegos vendidos a través de su tienda PlayStation”, dijo el presidente de ACCC, Rod Sims, en un comunicado.

“Los reembolsos se deben dar en forma de pago original, a menos que el consumidor elija recibirlo en la tienda”, agregó.

Sony no ha hecho declaraciones sobre la demanda pero la ACCC señala que la compañía impide a los consumidores australianos obtener su reembolso delegando la responsabilidad a los desarrolladores del juego.

En la demanda se cita un caso de octubre de 2017, cuando un consumidor había solicitado un reembolso, a lo que le respondieron con una negativa.

“No es que no queramos, nosotros no podemos. Sólo el desarrollador del juego puede darnos permiso para reembolsarlo”, cita el archivo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here