¡Sorpresa! Las gafas AR/VR de Apple funcionarán como todas los demás

Por lo que apuntan las filtraciones el headset de Apple deberá estar conectado de forma inalámbrica a un iPhone encargado del procesado.

117

Gizmodo-Victoria Song

Ha pasado un tiempo desde que escuchamos el último rumor sobre las gafas de realidad mixta de Apple, pero las últimas noticias sugieren que es probable que el dispositivo deba conectarse de forma inalámbrica a un iPhone. Ya sabes, como cualquier otro headset de realidad virtual o par de gafas inteligentes que haya existido antes.

La noticia llega a través de un informe en exclusiva al que ha podido tener acceso The Information, en el que fuentes anónimas han afirmado que el procesador de las gafas está listo para la fase de pruebas de producción. La cuestión es que estos SoC no son tan potentes como los que encontrarías en otros dispositivos de Apple, como los iPhone, iPad o MacBooks. Esos tienen el motor neuronal de Apple, que habilita funciones que utilizan inteligencia artificial y aprendizaje automático.

Esto parece indicar que Apple tiene la intención de que la parte pesada del procesado se realice en un dispositivo más potente, mientras que las gafas actuarán casi como una pantalla inalámbrica. En cuanto a por qué Apple querría su propio SoC, la ventaja principal es que en general el chip interno se puede personalizar para adaptarse mejor a las necesidades de un dispositivo. En este caso, el artículo de The Information afirma que el chip de realidad mixta de Apple es mejor para transmitir datos de forma inalámbrica, especialmente archivos de vídeo grandes, sin agotar por completo la batería.

Otro dato interesante es que el chip se basa en la tecnología de 5 nm de Taiwan Semiconductor Manufacturing Co. (TSMC), que estará desactualizada cuando salgan las gafas. Esa es una prueba más de que Apple tiene la intención, como cualquier otro fabricante de auriculares AR o VR, de hacer la mayor parte del procesado pesado en un dispositivo por separado.

La razón de esto es simple. La realidad mixta necesita potencia de procesamiento, y en este momento es casi imposible meter todo eso en un solo headset que también sea cómodo de usar durante un período de tiempo prolongado. Focals by North (RIP) necesitaba que lo conectases a tu teléfono. Las gafas inteligentes Moverio de Epson también necesitan de un teléfono o de algún tipo de dispositivo informático para funcionar. Magic Leap también se conecta a un pequeño disco que maneja su procesamiento de gráficos.

El artículo de The Information también citaba a una fuente secundaria que dijo que Apple había terminado el diseño del sensor de imagen y del driver de la pantalla de las gafas. Lo ha descrito como “inusualmente grande”, ya que tiene que manejar no una, sino dos pantallas 8K, como se rumorea. Según los informes, TSMC está luchando para producir un chip satisfactorio y tratar de colocar todo lo que este dispositivo necesita en un solo SoC, pero está siendo una tarea difícil. Dicho esto, parece que podría funcionar de forma independiente, solo que a una resolución más baja.

Dado todo esto, no resultaría sorprendente que las gafas de realidad virtual (que supuestamente costarán 3000 dólares) necesiten estar conectadas de alguna manera. Aunque la realidad mixta puede ser el futuro, en estos momento todavía puede verse frenada por las limitaciones tecnológicas actuales. No es que Apple no pudiera meter el chip más potente que tiene a su headset. Simplemente en la práctica tiene mucho más sentido centrarse en la calidad de la pantalla y en una transmisión de datos inalámbrica eficiente en lugar de reinventar por completo el funcionamiento de estas gafas de realidad virtual. Eso ya lo podrá hacer en versiones posteriores del dispositivo, si es que Apple decide darle continuidad. Hasta ahora, las gafas de realidad mixta no han avanzado mucho para el consumidor medio más allá de los juegos.

En cualquier caso, todavía nos falta al menos un año para que podamos vislumbrar el invento. Informaciones anteriores indicaban que Apple planea lanzar estos auriculares en 2022, y unas gafas de realidad aumentada para 2025. Sin embargo, en esta etapa del desarrollo, es muy posible que Apple pueda retrasar aún más esa fecha. Por otro lado, no parece probable que Apple quiera esperar demasiado. Su CEO, Tim Cook, insinuó recientemente que quiere quedarse en la empresa para lanzar una nueva categoría importante de productos, pero no se prevé que siga al mando de la compañía una década. Así que, básicamente, estamos hablando de algún momento antes de 2030.