Hipertextual-Desirée Pozo

En 2022 volveremos a ver a la Luna ser protagonista de la carrera comercial espacialLa compañía Masten Space Systems ha anunciado que SpaceX, la empresa de Elon Musk, será la encargada de llevar su aterrizador XL-1 a la Luna. Este lanzamiento, sin fecha exacta en el calendario, es parte del programa Commercial Lunar Services (CLPS program) de la NASA. La agencia espacial seleccionó a Masten el pasado mes de abril para su primera misión en nuestro satélite.

Este módulo de aterrizaje lunar Masten “entregará cargas útiles al polo sur de la Luna, rico en recursos”, apuntan desde la propia compañía. Es decir, será la encargada de llevar instrumentos científicos de toda aquella empresa que pague un billete. Por supuesto, la NASA llevará sus propias herramientas a través de este primer vuelo de Masten. “El vehículo de lanzamiento pondrá la nave espacial en una inyección translunar y, una vez en la órbita lunar, disparará sus cuatro principales motores para reducir la velocidad y descender de forma autónoma a un aterrizaje suave“, añaden.Este lanzamiento será clave para el Programa Artemisa de la NASA

Este lanzamiento será clave, según apunta TechCrunchpara el Programa Artemisa de la NASA. Es decir, para la vuelta del hombre (y la llegada de la primera mujer) a la Luna, que se espera para 2024. No hay que olvidar que la NASA, la Agencia Espacial Europea (ESA) y varias agencias más quieren que sean las propias empresas las que construyan la primera base lunar.

Aunque las agencias espaciales internacionales sean las primeras en empezar a construir, la idea es que sean las privadas las que hagan la mayor parte del trabajo. Y, también, que se lleven los beneficios de hacer instalaciones e investigaciones en la Luna. Es más, la idea es que tanto la base como el orbitador lunar sirvan de lanzadera de cara a la llegada del hombre a Marte. Este hito se espera que pueda cumplirse en 2030.

Más contratos para SpaceX

No es la primera vez que SpaceX es elegida para el lanzamiento de una misión de gran envergadura. De hecho, a finales de mayo se convirtió en la primera compañía privada en enviar astronautas a la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés).

Este acuerdo de SpaceX y Masten supone un gran paso de cara a los futuros pasos de camino a una Luna habitada. Pero también servirá, seguramente, para mirar más allá. Marte nos está esperando.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here