La Fuerza Aérea de Estados Unidos adjudicó dos contratos de servicio para el lanzamiento de la Fase Dos del Espacio de Seguridad Nacional a United Launch Alliance (ULA) y SpaceX, en el marco del lanzamiento de próxima generación del Pentágono.

Los contratos de adquisición de la fase dos son para pedidos de servicio de lanzamiento a partir de 2022.

El monto de los contratos sumó 653 millones de dólares, de los cuales 337 millones fueron otorgados a ULA y los 316 millones restantes fueron para SpaceX, bajo concepto de las primeras misiones de un total de 34, en las que ambas firmas colaborarán.

De acuerdo con el jefe de adquisiciones de la Fuerza Aérea, Will Roper, ULA recibirá el contrato mas grande con un 60 por ciento de los pedidos de lanzamiento, para los cuales empleará su cohete Vulcan de próxima generación, mientras que SpaceX tendrá el 40 por ciento y utilizará los cohetes Falcon 9 y Falcon Heavy.

“Los premios de hoy marcan una nueva época de lanzamiento espacial que finalmente hará que el Departamento deje los motores rusos RD-180 “, señaló Roper en un comunicado.

Se informó que los futuros servicios de lanzamiento se colocarán en órdenes de tareas posteriores por misión y se anunciarán públicamente una vez que se emitan.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here