Mientras que Sprint y T-Mobile siguen negociando con el gobierno estadounidense para que apruebe su fusión, se ven obligados a hacer negocios, y cuando se trata del servicio VoLTE, Sprint sigue un patrón de espera en términos de un lanzamiento comercial nacional.

El operador estadounidense Sprint planea ser la primera compañía en lanzar el servicio VoLTE (Voice over LTE, es decir, llamadas sobre la red 4G LTE) en un núcleo completamente virtualizado, cuando realice un lanzamiento comercial a nivel nacional este año.

“Hemos brindado una experiencia de voz muy buena en una plataforma de red inalámbrica eficiente y queremos estar seguros de la calidad de la experiencia antes de la transición a VoLTE”, dijo la portavoz Roni Singleton.

“Actualmente, estamos probando nuestra nueva red VoLTE en más de la mitad de nuestros mercados, en los dispositivos con capacidad VoLTE”, afirmó Singleton.

El año pasado, el operador estaba probando VoLTE y configurando la base de clientes con dispositivos compatibles con el servicio. El plan era hacer coincidir su experiencia de voz con una experiencia VoLTE de alta calidad.

VoLTE representó 88 por ciento de todas las llamadas de voz realizadas en la red de T-Mobile en el primer trimestre de 2019, frente a un 80 por ciento en el primer trimestre de 2018.

Uno de los problemas para Sprint es que su actual red LTE cubre muchas menos millas cuadradas y POP que sus rivales AT&T y Verizon.

En una presentación con la FCC, Sprint mencionó que uno de los problemas que enfrenta con respecto a la experiencia del cliente es que se basa en CDMA (Código de División de Acceso Múltiple) para la voz, y por esa razón la mayoría de sus usuarios no pueden usar la voz y datos al mismo tiempo, y no podrán hacerlo hasta la migración a VoLTE.

Por otra parte, el operador regional US Cellular, que es similar a Sprint, es un operador CDMA; sin embargo, también participa en un programa VoLTE de varios años. US Cellular espera implementar VoLTE para fines de 2020 o principios de 2021, dijo el Director de Tecnología Mike Irizarry.