Las mascarillas faciales se han vuelto parte fundamental de la vida social en medio de la pandemia por coronavirus, y a medida que algunas actividades comienzan a retomarse aunque con medidas de seguridad y sanidad.

La startup japonesa Donut Robotics desarrolló una máscara inteligente que se conecta a Internet por medio de Bluetooth y es capaz de traducir del japonés a otros ocho idiomas.

La “C-Mask” está hecha de plástico blanco que se adapta a otras máscaras faciales estándar que se conecta a una aplicación en un teléfono inteligente o tableta, puede transcribir el habla en mensajes de texto, hacer llamadas o amplificar la voz del usuario.

La innovadora máscara fue una idea de los ingenieros de Donut Robotics que atravesaban por una dificultad luego que la pandemia arruinara el contrato para suministrar guías y traductores de robots al aeropuerto de Haneda de Tokio.

Las primeras cinco mil máscaras se enviarán a compradores en Japón a partir de septiembre, con miras a extender el negocio a China, Estados Unidos y Europa.

De acuerdo con Taisuke Ono, director Ejecutivo de Donut Robotics, la compañía apunta a un mercado masivo y generar ingresos de los servicios de suscriptores ofrecidos por medio de la app que el usuario descarga; la máscara se comercializará por aproximadamente 40 dólares.

Donut Robotics construyó un prototipo de máscara conectada en un mes, mediante la adaptación del software de traducción desarrollado para su robot y un diseño de máscara que uno de los ingenieros de la compañía, Shunsuke Fujibayashi, creó hace cuatro años para un proyecto estudiantil para interpretar el habla mapeando los músculos faciales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here