Subasta 5G en Brasil: piden una red para seguridad pública y no incluyen restricción a Huawei

0
400

A través de la resolución 1924, el Ministerio de Comunicaciones (MCom) de Brasil publicó los lineamientos que deberá seguir la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) para la subasta de 700 MHz; 2.3 GHz; 26 GHz; y 3.5 GHz, para 5G.

Como se anticipó, la norma no prevé restricciones de participación de compañías chinas como Huawei. La novedad es que solicita la creación de una red de comunicaciones privada para la administración pública federal.

A pesar de que Brasil se encuentra oficialmente en la lista del programa Clean Network (Red Limpia) de Estados Unidos, con lo cual se comprometería a excluir del desarrollo de las redes 5G a proveedores de tecnología considerados como “una amenaza a la seguridad”, la ordenanza de la cartera de comunicaciones no detalla ningún tipo de impedimento para Huawei.

Por otro lado, para el Ministerio, la subasta deberá considerar: incentivos a la compartición de infraestructura activa y pasiva entre los prestadores; compromisos de cobertura ateniendo las carreteras federales y la instalación de fibra óptica en los municipios desatendidos, principalmente en la región Norte; definición de plazos para la activación de los servicios; y modelos de concesión de bandas de frecuencia con carácter primario o secundario que permitan operaciones de servicios de telecomunicaciones de interés restringido.

En cuanto a la red privada, la ordenanza establece que debe funcionar como un canal seguro para la comunicación estratégica del gobierno. Esta red deberá utilizar el rango de frecuencia 703 MHz a 708 MHz y de 758 MHz a 763 MHz para prestar servicios de seguridad pública, defensa, emergencias, respuesta a desastres y otras tareas críticas del Estado.

Se espera para hoy que la Anatel defina las reglas finales de la subasta, en una reunión extraordinaria.

La ordenanza asimismo define los criterios para la protección de los usuarios que reciben señales de televisión abierta y gratuita por medio de antenas parabólicas en la banda C, frecuencia adyacente a la banda de 3.5 GHz que se va a subastar.

Por eso, el Ministerio del Comunicaciones le ordenó al regulador “establecer medidas de mayor eficiencia técnica y económica para resolver las interferencias nocivas identificadas en los servicios fijos por satélite en operación en la Banda C, considerando formas de asegurar la recepción de la señal de televisión abierta y gratuita por parte de la población, aunque la solución a adoptar implique la digitalización y migración de las señales recibidas por la población a otra banda de radiofrecuencia”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here