Luego de completar la fusión con Sprint y agregar su base de usuarios, T-Mobile dijo que superó a AT&T como el segundo operador más grande de Estados Unidos, al finalizar el segundo trimestre del año con 98 millones 300 mil clientes totales, por encima de los 92 millones 900 mil reportados por su contrincante.

T-Mobile añadió un millón 245 mil abonados, de los cuales la mayor parte pertenecían al segmento pospago. La compañía ya unificó las operaciones y la marca de Sprint bajo su insignia T-Mobile, y esta es la primera vez que publica un informe financiero de la entidad combinada.

Aunque el operador reclama el segundo puesto del mercado estadounidense, las empresas realizan diferentes conteos en el acumulado de sus bases de consumidores. Por ejemplo, T-Mobile toma en cuenta dispositivos diferentes al teléfono móvil y AT&T separa la categoría de dispositivos conectados.

En el segundo periodo del año, T-Mobile facturó un total de 17 mil 671 millones de dólares, una cantidad 61 por ciento mayor a los 10 mil 979 millones que ganó en el mismo trimestre de 2019. En tanto, la ganancia neta de la firma cayó hasta los 110 millones (-88.3%), frente a los 939 millones que ingresó un año atrás.

Como parte de la integración, el operador apagó el 5G de Sprint y está combinando sus recursos de espectro para mejorar su servicio de quinta generación, Hace unos días, lanzó su red 5G independiente y dijo que ya alcanza a 250 millones de personas.

En este sentido, la filial de T-Mobile en Puerto Rico informó que también sus activos en la isla pasan a ser una sola marca y experiencia de servicio, con más de mil empleados. Además, ofrecerá más beneficios a los usuarios agregados, incluyendo los planes 5G.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here