En vísperas del cierre de su fusión con Sprint el primero de abril de este año, T-Mobile afirmó que cuenta con el apoyo financiero de 16 bancos estadounidenses y mundiales.

A pesar de la contingencia sanitaria generada por el COVID-19, todos los bancos están preparados para liberar recursos financieros, por lo que la fecha de cierre de la fusión se mantiene, expresó la firma en un comunicado. Algunos de los bancos son Goldman Sachs, Morgan Stanley y PJT Partners.

Durante la integración de la entidad combinada y con los costos posteriores que pueden surgir, el operador estadounidense, filial de Deutsche Telekom, tiene el respaldo para avanzar en la transacción valuada en hasta 37 mil millones de dólares, según estimaciones de Bloomberg Intelligence.

Tras haber obtenido las aprobaciones regulatorias y de un juez federal, la pandemia del nuevo coronavirus no lo detendrá. Por el contrario, el Director Ejecutivo de la empresa, John Legere, dijo que liberar una mayor capacidad de red a través de la entidad fusionada (New T-Mobile) para soportar la alta demanda de tráfico móvil se vuelve aún más importante con el COVID-19.

“Nuestra nación depende más que nunca de la conectividad, y continuaremos brindando nuestro servicio inalámbrico esencial hoy y cuando nos fusionemos con Sprint, con un servicio Nationwide 5G que es más amplio y robusto que cualquier otra cosa en Estados Unidos”, refirió.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here