Sprint y T-Mobile iniciaron conversaciones con los fiscales generales estatales que se oponen a su fusión, buscando así evitar llegar a tribunales y no retrasar la consolidación de la entidad fusionada que ya tiene el visto bueno de Ajit Pai, presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

De acuerdo con un reporte de Fox Business Network, personas cercanas a la transacción dijeron que aún se desconoce la respuesta de los fiscales y no se espera tener “un resultado inminente”. Incluso hay quienes piensan que el asunto todavía está “a millas de distancia” de llegar a su fin, pues no se han mostrado conmovidos por los argumentos de las compañías.

T-Mobile y Sprint buscan que los fiscales abandonen el litigio. Una de las opciones, según las fuentes consultadas por Fox, es debilitar el caso en un tribunal federal, donde se podría lograr que la mitad de los representantes den marcha atrás. Otra ideas es ayudar a financiar un programa de telefonía móvil y banda ancha para la población más rezagada.

A finales de julio, el Departamento de Justicia de Estados Unidos aprobó el acuerdo de las empresas, y hace dos días Ajit Pai avaló la fusión; sin embargo, los operadores se enfrentan a una demanda que busca frenar el proceso, promovida por 16 (antes 13) fiscales generales.

El grupo de fiscales, encabezado por la representante de Nueva York, Letitia James, sostienen que la transacción anulará la competencia en el mercado, al tratarse de los dos principales proveedores inalámbricos.

Además, no están conformes con las medidas para prevenir posibles efectos negativos, como la desinversión de Boost Mobile, porque consideran que Dish sería un cuarto operador débil y los precios al cliente subirían.

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here