Diario Financiero

En lo que puede ser la resolución más dura que se tenga respecto del caso donde Entel, Claro y Movistar deben desprenderse de espectro, el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia ordenó a la Subsecretaría de Telecomunicaciones detallar una serie de informaciones para que se ejecute la medida.

En concreto, el organismo le dio 20 días hábiles a la Subtel para que entregue un cronograma detallado de ejecución de un fallo de la Corte Suprema del 25 de junio de 2018, cuando obligó a estas tres empresas a devolver el equivalente en lo adjudicado en el concurso por la banda 700
MHz, que sirvió para montar la tecnología 4G.

En el cronograma que presente la autoridad se deberá detallar las fechas y etapas contempladas para concretar el desprendimiento, que en el caso de Telefónica y Claro equivale a 20 MHz cada una, mientras que para Entel es de 30 MHz. Así también se debe definir el modo, algo que era un
incógnita en el sector.

El fallo gatilló un fuerte movimiento en toda la industria de telecomunicaciones. Esto, porque primero abrió una puerta para revisar y fijar nuevos límites de tenencia máxima de espectro, lo que está justamente en discusión ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia, con un
sistema de límites variables. El último hito fue la larga jornada de alegatos, donde las partes expusieron sus posturas a fines de mayo.

Pero además, desde el primer minuto de la orden se ha generado una disputa en la industria, respecto a si el desprendimiento se debe concretar o basta con que se modifiquen los límites máximos de espectro.

El TDLC ha señalado que se debe cumplir con el fallo de la Suprema, pero las empresas han logrado aplazar la medida y mantienen pendiente una resolución de la Corte Suprema.

Este caso fue impulsado en sus inicios por Conadecus y tras un primer revés en el TDLC, logró dar vuelta la sentencia en la Corte Suprema, lo que sacudió al sector.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here