Tecnología digital: igualador social y bien público

105

Reforma Jorge Fernando Negrete P.

“El innovador se transforma en enemigo de todos los que se beneficiaban con las leyes antiguas.” Maquiavelo.

La semana pasada se desarrolló México 5G, un espacio abierto al encuentro, la coincidencia y el debate. Una oportunidad para hablar de la quinta generación de tecnología 5G. Una tecnología que evoluciona antes de haber nacido y ser incorporada en nuestra sociedad. Las empresas tecnológicas presentaron a detalle soluciones para hacer de ésta, una vida mejor y transformarla digitalmente.

Fui testigo del esfuerzo para explicar el almacenamiento en la nube y sus beneficios, de poderosas redes de telecomunicaciones inteligentes, liberando el potencial de centros de datos, computo, nube, Internet de las cosas, analítica de datos, Inteligencia Artificial, ciberseguridad y recursos tecnológicos como Wi-Fi6 y computo al borde.

El enorme flujo de datos y el procesamiento de la información son la oportunidad para diseñar una vigorosa y nueva política pública.

En el foro, se habló de comercio digital y del T-MEC, de plataformas digitales y economía colaborativa, de ciudades conectadas y bienestar digital. Incluso de democracia y justicia digital.

Fue un evento provocador por la capacidad de imaginar, surrealista por los niveles de desarrollo tecnológico y esperanzador por la enorme oportunidad de inclusión social y portentosa capacidad de beneficio social. El objetivo es transformar digitalmente a ciudadanos, empresas y gobierno.

No hay transformación digital del Estado sin acción pública. La conectividad es una función que comienza con su reconocimiento como un derecho fundamental en la Constitución, con su entrega al ciudadano bajo la forma de servicio público y con el diseño de la política pública que habilite el ejercicio de derechos fundamentales.

Cuando el servicio de telecomunicaciones tiene un carácter económico, el receptor es un consumidor. Cuando el servicio habilita derechos fundamentales, el receptor es un ciudadano. Todo comienza con un acto sencillo, pero de profunda dignidad humana, conectar. Por eso los gobiernos acompañan el despliegue de la tecnología: Corea, Japón, China, Europa, EUA y Canadá.

México 5G fue inaugurado por el comisionado presidente del IFT, Adolfo Cuevas, el único representante del Estado mexicano. También participaron los comisionados Sostenes Díaz, Arturo Robles y en el panel de comercio digital, la senadora Cora Pinedo. Todos solventes y comprometidos, dando la cara por el Estado y con los argumentos válidos de su investidura. Los reconozco por su valor, liderazgo, acaso más por la pasión de su palabra.

Al final vi caras satisfechas por un diálogo franco e inteligente; tan optimista como apasionado. Una conversación que comienza entre el mercado, sin interlocución pública, sin sus preguntas, sin su curiosidad. Un vacío público llenado por la pasión de un sector que no va a detener su creatividad y que está comprometido con los ciudadanos y un México posible.

Hoy podríamos comenzar con cosas simples, que nos acercarían a Chile, Brasil, EUA y Canadá, liberar el uso de la banda de 3.5 MHz. Estas frecuencias se utilizan en la mayoría de las redes comerciales 5G y cuentan con el mayor ecosistema de dispositivos comerciales, las acerca a una banda globalmente armonizada que libere el potencial de 5G en América Latina. Este espectro ya lo tiene AT&T y América Móvil. Sería un detonante inmediato, vital y esperanzador para el ecosistema digital en su conjunto. Una decisión regulatoria, que sería un mensaje ejemplar para la acción pública en su conjunto.

Después de ser un privilegiado testigo del esfuerzo intelectual de más de 100 conferencistas, empresas, ciudadanos, pensadores y académicos, al imaginar una sociedad más justa y prospera, concluyo con una vigorosa convicción: la verdadera transformación de la sociedad será digital.

La tecnología digital es un igualador social universal y un verdadero bien público.

Presidente de Digital Policy & Law

Twitter @fernegretep