Glass light bulb with water and city island floating inside

El desarrollo de tecnologías de vanguardia tiene un potencial transformador en objetivos como reducir las emisiones de carbono, aumentar la resiliencia climática e impulsar la transición a la economía circular. Esa fue una de las conclusiones del 13° Simposio sobre TIC, Medio Ambiente y Cambio Climático, en Ginebra Suiza.

La Inteligencia Artificial (IA), la Internet de las cosas (loT), el análisis de Big Data, la computación de borde, la Realidad Aumentada y Virtual, la red 5G, entre otras innovaciones, pueden contribuir al desarrollo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas.

Sin embargo, para que eso sea posible se requieren acciones encaminadas a propiciar el despliegue tecnológico sin dejar de lado los desafíos sociales que conlleva, como la brecha digital o la desigualdad en el acceso a las tecnologías entre hombres y mujeres, así como en países con distintos niveles de progreso.

Por ello, con la intención de desarrollar las tecnologías de frontera de manera inclusiva, estratégica y significativa, los participantes del simposio recomendaron una serie de acciones clave.

En primer lugar, promover el uso de IA y otras innovaciones para acelerar la economía circular y climática. Por ejemplo, existen soluciones de datos que contribuyen a optimizar la eficiencia energética y operativa de empresas e industrias.

De acuerdo con los especialistas reunidos en el evento, “la información en tiempo real también aumenta la resiliencia climática al mejorar el monitoreo del clima y la capacidad de mapeo de riesgos, particularmente en el sector agrícola”.

Por su parte, las compañías del sector tienen el poder de desplegar tecnología directa para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.