La Nación – María Julieta Rumi

Pymes y grandes operadores de telefonía, TV paga e Internet pidieron hoy que el Gobierno no avance en la reglamentación del DNU que estableció que son servicios públicos esenciales y estratégicos en competencia, sino que se “revea” esa definición y se encare un diálogo con todo el sector para entender las distintas problemáticas que hay en el país. Más allá de esto, las compañías estudian judicializar la medida por un carril separado.

Durante el cuarto encuentro del Centro de Estudios sobre la Convergencia de las Comunicaciones (ConvercomAr), grandes y pequeños operadores, asociaciones internacionales y expertos debatieron sobre el DNU 690 y, entre otras coincidencias, varias voces pidieron que se revea la medida.

“Cuando salió el DNU firmamos la solicitada junto a grandes operadores porque éste es un problema a nivel industria. Es un error enorme que las telecomunicaciones pasen a ser servicio público. Si empezamos a hablar de reglamentación es porque asumimos el decreto tal cual como está, y está mal. El servicio público supone un control y una potestad administrativa y nosotros somos empresas en competencia. Servicio público son la luz, el agua, el gas, la electricidad ¿Cómo puede ser que la TV por cable sea servicio público cuando se está agotando y está la TDA?”, afirmó Marcelo Tulissi, presidente de la Cámara Argentina de Cableoperadores e Internet Pymes (Cacpy) durante el encuentro vía Zoom.

“¿Hay gente sin Internet? Sí. Bueno, entonces sentémonos a hablar en una mesa, pero no busquemos un decreto que no resuelve nada. Nos comparan con Finlandia y nuestra realidad es distinta. Hay gente que no tiene conectividad porque no accede a los dispositivos, ya que una PC cuesta entre $60.000 y $100.000 y mientras los Ministerios de Educación siguen sin ponerse de acuerdo en la plataforma a utilizar. Me parece que hay mucho por hacer y hablar de reglamentación es asumir que el decreto está bien y está mal y se puede corregir”, agregó.

En tanto, refiriéndose a las motivaciones del DNU, Hernán Verdaguer, director de Asuntos Regulatorios de Telecom Argentina, dijo que las compañías “comparten el objetivo de lograr la universalidad de acceso”, pero que eso “solo es posible en el marco de una conversación público-privada” y que se debería “rever” la medida.

Por su parte, Alejandro Lastra, director de Comunicación y Relaciones Institucionales de Telefónica, dijo que el diálogo venía siendo bueno con el Gobierno, encaminado a ir resolviendo problemas, pero el DNU los sorprendió a todos. “No fue solo un cambio de reglas de juego, fue como patear un hormiguero. Cuando uno patea un hormiguero ocurre un gran desorden, un gran caos y esto es lo que provocó este DNU. Y¿Por qué digo esto? porque fue sorpresivo en el fondo y la forma. Es una solución inadecuada y una oportunidad inadecuada para cambiar las reglas del sector”, opinó.

Sin embargo, dijo que no hay que dejar de dialogar “aún en las peores circunstancias”. “Hay que encontrar la salida a este DNU. Si el objetivo era universalizar el acceso, el colectivo nunca se hubiera negado. Lo hubiéramos logrado de otra forma. Como decía Tulissi nos tenemos que decir qué sucede en una mesa”, continuó.

A su turno Francisco Barreto, vicepresidente de Asuntos Externos y Regulatorios de DirectTV, también retomó las palabras del presidente de la Cacpy. “Me gustó lo que decía Marcelo Tulissi al final de su presentación. Veníamos teniendo un diálogo súper productivo. Todas las empresas colaboraron en lo que se pidió. Los postulados son compartidos, pero el DNU no es el camino y trabajar en la reglamentación es validarlo. Sería más interesante retomar ese diálogo sin la noción de servicio público. Demos un paso hacia atrás para dar cinco hacia adelante”, instó e insistió: “Estamos dispuestos a colaborar, pero es difícil con este primer paso. Recomendaría dar un paso hacia atrás”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here