Telefónica cierra una macroemisión de bonos a 30 años por 1.250 millones de dólares

383

Expansión – I. Abril – D. Badía

La operadora realiza con éxito la colocación de 1.250 millones de dólares a un plazo de 30 años, aunque la demanda superó los 3.000 millones.

Telefónica sigue haciendo una gestión activa de su deuda. Ha realizado una emisión de bonos en dólares a un plazo muy largo, a 30 años. En total, ha captado 1.250 millones, aunque al demanda ha superado los 3.000 millones. Es una tónica que viene haciendo la compañía en los últimos años por estas fechas, con el fin de alargar el plazo medio de su todavía abultada deuda (la deuda neta se situaría al borde de los 40.000 millones tras las últimas desinversiones).

Telefónica ha contratado a Bank of America, Barclays, Commerzbank, Credit Suisse, Deutsche Bank, Goldman Sachs, JPMorgan, Mizuho y Morgan Stanley, según Bloomberg.

El año pasado por esta fechas captó también 1.250 millones al mismo plazo. Estas emisiones forman parte de la estrategia de Telefónica de vender deuda al máximo plazo posible para alargar su vida media. A cierre de 2018 estaba en nueve años, la mayor duración entre las grandes empresas españolas.

A cambio de esta estrategia, la operadora está dispuesta a pagar un poco más por el dinero, como demuestra el crecimiento el año pasado del coste medio de su deuda global, sumando lo que debe a los bancos y a los bonistas. El tipo de interés medio se quedó en el 3,41% en 2018, frente al 3,32% de 2017. Por esta emisión está ofreciendo un diferencial de 255 puntos básicos.

Parte de esta subida se explica también porque Telefónica está traspasando a tipo fijo todas las deudas que puede con el objetivo de blindarlas de cara al próximo encarecimiento del precio del dinero. En estos momentos, el 74% de su deuda financiera está vinculada a un tipo fijo.

El grupo de telecomunicaciones redujo su deuda en 2.445 millones en 2018, hasta situarla en 41.785 millones de euros, un 5,5% menos que un año antes. Pero la compañía ha pactado algunas desinversiones cuyos ingresos llevará a seguir reduciendo ese apalancamiento. En concreto, el negocio asegurador Antares y las filiales de Centroamérica.

Por otro lado, va a recibir un importe importante de Hacienda por devoluciones de impuestos pagados en el pasado, tras la resolución favorable del Tribunal Económico-Administrativo Central. Y también ha puesto en marcha, a través de Bank of America, la venta de su Data Center, por la que espera ingresar más de 500 millones.