República

Telefónica espera cerrar la venta de sus centros de datos (data center) a la vuelta de Semana Santa por 600 millones de euros con el objetivo de continuar reduciendo su deuda. Según informa el diario ‘Expansión’, uno de los mejor situados para hacerse con esta cartera de centros es Asterion Industrial Partners, fondo fundado por Jesús Olmos, exdirectivo de KKR, el pasado mes de noviembre.

La venta de los centros de datos de la compañía española ha despertado en cualquier caso un fuerte interés en el mercado, ya que además de Asterion, están interesados en los activos los fondos EQT e I-Squared, además de Digital Realty y Equinix.

La compañía que preside José María Álvarez-Pallete cuenta con 25 instalaciones en Estados Unidos, Europa y Latinoamérica. Del total, ocho centros se encuentran en España.

Ya el pasado 8 de febrero, Telefónica reconoció que estudiaba la venta de alguno o de todos sus centros de datos en el marco de su política de gestión de cartera, según señaló en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

“Telefónica, en el marco de su política de gestión de cartera basada en una estrategia de creación de valor y posicionamiento estratégico, está explorando la posible venta de algunos de sus Data Centers, que podría derivar en una o varias transacciones, tanto por todos, como por alguno/s de dichos activos”, señalaba la operadora de telecomunicaciones en la nota remitida al organismo.

La compañía hizo referencia así por primera vez a las informaciones que apuntaban a que había encargado la venta de su negocio de centros de datos y que éstos estarían valorados en unos 600 millones de euros.

Con esta nueva desinversión, Telefonica situaría su deuda por debajo de los 40.000 millones, algo que no conseguía desde hace más de una década.