Cinco Días – Santiago Millán

Telefónica Deutschland y sus competidores han alcanzado ya una cifra que no querían en la subasta de espectro para la futura telefonía móvil 5G en Alemania: los 6.000 millones de euros.

La licitación, iniciada el pasado 19 de marzo, ha ralentizado el proceso de ofertas, pero no se detiene. De hecho, los cuatro participantes, Deutsche Telekom, Telefónica, Vodafone y 1&1 Drillisch, han alcanzado las 405 rondas, más que en otras subastas similares.

Al cierre de la jornada de ayer, Telefónica Deutschland estaba ofreciendo en torno a 1.144 millones de euros por ocho bloques del espectro, seis de la banda de 3,6 GHz y dos de la banda de 2 GHz. No obstante, en la mayor parte de rondas, la empresa está pujando por siete bloques de la banda de 3,6 GHz, con unas ofertas conjuntas por encima de 1.270 millones. En cualquier caso, va a ser la mayor inversión en espectro realizada por Telefónica desde el año 2015.

El proceso lo está encabezando Deutsche Telekom, que está ofreciendo 1.875 millones de euros. Vodafone suma 1.740 millones en sus ofertas, por 1.242 millones de 1&1 Drillisch.

La cifra alcanzada está por encima de las previsiones iniciales, que apuntaban a un rango entre 3.000 y 5.000 millones de euros. De igual forma, supera la estimación de recaudación por el proceso de 5.000 millones, anunciada por el Gobierno alemán.

Disputas

El proceso ha alimentado ya ciertas discusiones públicas. Las telecos han advertido en distintas ocasiones que el dinero que se destine a la compra de espectro no podrá ser destinado a la inversión en nuevas infraestructuras 5G.

Frente a esta posición, el presidente del regulador alemán, Jochen Homann, afirmó que las altas ofertas por las frecuencias de 5G no tendrán un impacto en la construcción de redes, indicando que los operadores ya sabían las condiciones de la subasta de espectro.

Los resultados de la subasta podrían tener sus efectos fuera de Alemania. Y es que en el sector se empieza a sentir el temor de que puedan encarecerse las licitaciones de espectro 5G en otros mercados que van a tener lugar en los próximos meses.

Los antecedentes no son positivos para el sector. En la subasta de espectro 5G en Italia, que tuvo lugar a mediados del pasado año, las ofertas de las operadoras superaron finalmente los 6.550 millones de euros, más de 4.000 millones por encima del objetivo mínimo establecido por el propio Gobierno transalpino.

Lo cierto es que los resultados de la subasta está penalizando en Bolsa a los participantes, especialmente a 1&1 Drillisch y Telefónica Deutschland, que en los últimos días han registrado mínimos anuales. Las acciones de 1&1 Drillisch, que ceden más de un 36% desde principios de año, han profundizado sus caídas en los últimos días, entre las dudas sobre su dividendo.

Ajustes en el mercado germano

Telefónica Deutschland prevé cerrar sus sedes en tres ciudades, Hannover, Colonia y Fráncfort. Unas instalaciones en las que cuenta con cerca de 250 empleados. Según la publicación Manager Magazin, que cita a la propia compañía, estos trabajadores están ligados a la red. La intención de la operadora es mantener en su plantilla el mayor número posible de estos trabajadores. Telefónica Deutschland ha mantenido una intensa actividad en este ámbito en los últimos años, debido a la integración de sus infraestructuras con las redes de E-Plus, antigua filial de la holandesa KPN, adquirida en el otoño de 2014. Al cierre de 2018, Telefónica contaba con una plantilla en Alemania de 8.203 trabajadores, por 8.535 a final de 2017.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here