Teletrabajadores deben exigir a patrones el derecho a la desconexión digital: OCCMundial

113

Milenio Eduardo de la Rosa

Con el cambio que se realizó el pasado 12 de enero de 2021 a la ley del trabajo, donde se estipuló algunas modificaciones al home office, como que las empresas deben otorgar el derecho a la desconexión laboral al término de la jornada, todos los trabajadores que estén bajo este régimen deben exigir al patrón este nuevo beneficio por su salud, aseguró el director de operaciones de OCCMundial, Sergio Porragas.

Durante su participación en cuarto día del “Tercer Foro Laboral” organizado por el Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index), el representante de la OCC señaló que para cumplir con esta nueva medida las empresas deben estar actualizadas constantemente, ya que como empleadores tienen la responsabilidad de tener políticas y procedimientos de este tipo en las empresas.

“El derecho a la desconexión se debe de cumplir, el empleado lo debe de exigir, pero de cierta forma el patrón debe de darle la seguridad al empleado que en esas horas de trabajo te voy a buscar, debemos hacer ciertas revisiones ya que ese cambio de cultura es importantísimo”, aseveró.

Expuso que con la pandemia del covid-19 se debe tener en cuenta las nuevas normativas en todas las empresas y contar con una posición dentro de estas sobre la implementación de los cambios, “saber las normas y saber cómo actuar”.

Buscadores de trabajo quieren salario emocional

Sergio Porragas comentó que los buscadores de empleo en el país y de acuerdo con las últimas encuestas que realiza OCCMundial, muestran que están buscando el llamado “salario emocional”.

“Una de las características claves del salario emocional es: ¿voy a tener home office si pasa algo? o no, y puede ser un factor decisivo de ¿a dónde me postulo? y ¿a dónde no?, otro tema si hay una empresa que el 100 por ciento de su operación puede ser home office también abre el derecho a la movilidad”, explicó.

Por último, recomendó a los empleadores no perder el contacto con sus empleados, ya que el hecho de que estén conectados, no se necesita estar en constante vigilancia, “tenemos que confiar en ellos, tiene que ser un liderazgo mucho más abierto en confianza y empatía. Para los trabajadores que están desde casa, es una extensión de su oficina”.