Telus y el gobierno de Canadá anunciaron una inversión de 15 mil millones de dólares canadienses para el despliegue de un cable submarino entre Sept-Îles y la región de Gaspésie.

Esta conexión mejorará los servicios de telecomunicaciones en North Shore (el norte de Vancouver), además de que habrá redundancia: en caso de corte de la fibra en la red principal de transmisión, el cable submarino asegurará la continuidad de la banda ancha, TV y telefonía.

El operador y el gobierno planean completar el despliegue de cable para 2023. Una vez que sea tendido, se conectará a la red de Telus, que sirve a las 14 comunidades aisladas en North Shore.

“Este importante proyecto es otra colaboración exitosa, que combina la amplia experiencia tecnológica de Telus y sólidas inversiones conjuntas, para garantizar una conectividad a Internet más confiable y segura para las familias, empresas e instituciones públicas de North Shore”, dijo François Gratton, vicepresidente Ejecutivo y presidente del Grupo Telus.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here