Tercer satélite de Arsat será de alto rendimiento y tendrá una capacidad de tráfico de más de 50 Gbps

La compañía pública de telecomunicaciones espera lanzar su próximo satélite, que tendrá capacidad de banda KA, en la primera mitad de 2023.

601

La compañía argentina estatal de telecomunicaciones, Arsat, informó que está avanzando en el proyecto del tercer satélite de su flota, el Arsat Segunda Generación 1 o Arsat-SG1, anteriormente denominado Arsat-3. El nuevo artefacto será de alto rendimiento (HTS, por sus siglas en inglés), tendrá más de 30 haces en la banda KA, y se espera que su lanzamiento sea en la primera mitad de 2023.

Estiman que el Arsat-SG1 tendrá una capacidad de tráfico de datos superior a los 50 Gbps, para llevar conectividad de banda ancha a más de 200 mil hogares de todo el territorio de Argentina y parte de los países limítrofes, con precios asequibles.

El tercer satélite estará basado en la nueva plataforma que desarrolla la joint venture GSATCOM, conformada en 2019 entre INVAP (empresa estatal de alta tecnología que desarrolló los satélites Arsat 1 y 2) y Turkish Aerospace Industries (TAI). Esta nueva plataforma incorpora las principales tendencias tecnológicas mundiales de la industria espacial para telecomunicaciones, como ser la propulsión eléctrica completa, tanto para la elevación del satélite desde la órbita de transferencia hasta la órbita geoestacionaria, como para su mantenimiento en la ubicación desde donde realiza su operación.

La incorporación de la propulsión eléctrica permite una importante reducción en la masa del satélite al momento de su lanzamiento, y de esta manera destinar proporcionalmente mayor potencia y equipamiento a la carga útil para igual masa total. Hay que tener en cuenta que los dos artefactos anteriores pesaban 3 mil kilogramos, de los cuales la mitad correspondía al combustible químico.

De hecho, la modificación del nombre en la misión está relacionada con el cambio de tecnología tanto en la plataforma que utilizará el satélite, como en el concepto de HTS en la banda Ka.

Además, con este satélite se podrán ampliar las redes actuales 4G, y las futuras 5G, de los operadores de comunicaciones móviles en zonas rurales de baja densidad de población o donde no sea conveniente el despliegue de infraestructura terrestre, según informó la compañía en un comunicado.