La red social de video corto, TikTok, planea demandar a la administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, debido a la orden ejecutiva que prohíbe las transacciones estadounidenses con la plataforma de video y su matriz china ByteDance, señaló la compañía.

De acuerdo con la orden ejecutiva emitida el pasado 6 de agosto, cualquier transacción con ByteDance sujeta a la jurisdicción de Estados Unidos, enfrentará una prohibición de 45 días.

Asimismo, en una orden separada emitida el 14 de agosto, la administración estadounidense dio un plazo de 90 días para que ByteDance se deshaga de las operaciones estadounidenses de TikTok y sea adquirida por una compañía con sede dentro del país norteamericano.

“Aunque no estamos de acuerdo con las preocupaciones de la Administración, durante casi un año hemos tratado de participar de buena fe para proporcionar una solución constructiva […]. Lo que encontramos, en cambio, fue una falta de debido proceso, ya que la Administración no prestó atención a los hechos y trató de insertarse en las negociaciones entre empresas privadas”, señaló un portavoz de TikTok a CNBC.

Hasta el momento, ByteDance se encuentra en conversaciones con compradores potenciales como Microsoft y Oracle. La orden ejecutiva del 6 de agosto no afecta las discusiones de venta entre los interesados. 

La preocupación de legisladores estadounidenses radica en la posibilidad de que la información sobre los usuarios de TikTok sea transmitida al gobierno comunista chino, por lo cual, la actual administración está intensificando los esfuerzos para eliminar las aplicaciones chinas de las redes en línea estadounidenses por motivos de seguridad nacional.

Tiktok se ha expandido a más de 100 millones de usuarios mensuales dentro de Estados Unidos; cuenta con cerca de 800 millones de usuarios activos en todo el mundo y se ha descargado más de dos mil millones de veces.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here