El Economista

La aplicación de videos Tik Tok continúa trabajando para erradicar los mensajes de odio en su plataforma. Esta semana, la TikTok firmó el código de conducta de la Unión Europea contra expresiones de odio en línea, anunciaron la red social y la Comisión Europea. Esto, luego de hacerse viral un vídeo en el que se podía apreciar a un hombre que aparentemente se quitó la vida.

De acuerdo con la compañía de origen chino, el vídeo se habría compartido originalmente a través de Facebook, antes de llegar a su plataforma. “Nuestros sistemas, junto con nuestros equipos de moderación, han estado detectando y bloqueando estos clips por violar nuestras políticas contra contenido que muestre, alabe, glorifique o promueva el suicidio”, informó la compañía a través de un comunicado.

Posteriormente, Tik Tok anunció su unión al Código de Conducta de la Comisión Europea para la lucha contra la incitación ilegal al odio en internet: “En TikTok nunca hemos permitido el odio y creemos que es importante que las plataformas de internet se responsabilicen de un tema tan crucial como este”, se lee en el comunicado firmado por Cormac Keenan, jefa de Confianza y Seguridad para la región de Europa, Medio Oriente y África (EMEA).

El código de conducta fue publicado en 2016 por la Comisión Europea, en el que se incluye una serie de compromisos para luchar contra la propagación de la incitación ilegal al odio en internet en la región. Dicho acuerdo fue firmado conjuntamente con cuatro empresas tecnológicas: Facebook, Twitter, Youtube y Microsoft. A esta iniciativa también se han sumado las tecnológicas Instagram, Google+, Snapchat, Dailymotion y Jeuxvideo.com. 

Según la Comisión, las plataformas evalúan el 90% del contenido denunciado en un plazo de 24 horas y eliminan el 71% del contenido considerado como discurso de odio ilegal, pero aún necesitan “mejorar la transparencia y la retroalimentación a los usuarios”.

Con estas acciones, la aplicación, propiedad de la firma china ByteDance pretende cumplir con uno de sus objetivos, el de eliminar el odio de la plataforma, sin embargo, reconocen que el desafío puede ser insuperable “ya que el mundo está cada vez más polarizado”.

La aplicación de videos ha sido objeto de investigaciones en Europa sobre su uso de datos personales, en particular por parte de los regulador franceses.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here