Fayerwayer-York Perry

TikTok es una plataforma cuya popularidad se ha disparado sustancialmente durante la presente contingencia por el Coronavirus Covid-19.

Es un fenómeno global donde millones de usuarios en todo el mundo están generando contenido original y único. Todo gracias a las posibilidades que ofrece la aplicación.

En la red social también puedes agregar gif y emojis.

Pero al parecer hay lugares del mundo donde esto no tiene nada contentas a las autoridades. Y están comenzado a utilizar sus leyes como un medio de censura y castigo.

Así lo reporta el New York Times con un caso registrado en Egipto, donde se muestra cómo las leyes se utilizan con fines “morales”, llegando al grado de rastrear a “criminales” mediante la señal de su smartphone para apresarlos.

Las víctimas aquí, criminales allá

TikTok: mujeres son sentenciadas a 2 años de prisión por sus videos

El tribunal egipcio condenó el lunes 27 de julio a estas dos mujeres, que podrían ser consideradas estrellas de sus redes sociales, ya que cuentan con millones de seguidores.

Haneen Hossam, de 20 años de edad, y Mawada el-Adham, de 22,  tenían presencia en TikTok e Instagram donde usualmente se mostraban bailando, cantando o con su outfit del día.

Esto básicamente les valió una sentencia de dos años y una multa de USD $19.000 a cada uno de los involucrados en el caso. Ya que otros tres hombres también fueron sentenciados igual por “ayudarlas” a publicar sus videos.

Computadoras, teléfonos móviles, discos duros, memorias USB la información que guardas ahí justifica una compensación por derechos de autor que cobraría gobierno. Así funciona Moche Digital.

En el caso de  Hossam, estudiante de arqueología, fue procesada por un video “indecente” subido a Instagram y TikTok; en donde invitaba a otras chicas a unirse a la nueva plataformas de videos Likee, donde los usuarios pueden recibir dinero en razón de las reproducciones que obtienen.

Esto para las autoridades de Egipto fue visto como una invitación a que las mujeres vendan su sexualidad en línea y por ello fue sentenciada.

jj

Mientras que El-Adham, ex concursante de certámenes de belleza y con más de tres millones de seguidores en TikTok, fue encontrada luego de rastrear la señal de su smartphone tras semanas huyendo de las autoridades.

Sus videos fueron calificados por los representantes de la ley como “vergonzosos e insultantes”. ¿La gota que derramó el vaso?: una publicación donde se mostraba sonriendo, posando un jumpsuit gris de tiburón y su pelo teñido de azul.

Desde abril se han arrestado a por lo menos nueve usuarios de TikTok y/o Instagram. Estas son las primeras sentencias.

Queda para la reflexión que estos casos que lucen lejanos están cada vez más cerca de suceder en algunos países de América Latina.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here