Telecom Italia (TIM) está buscando adaptarse al impacto financiero ocasionado por el Covid-19, por lo que se ha visto obligado a reducir su fuerza laboral mediante un plan voluntario de jubilación anticipada acordado con el sindicato nacional, de acuerdo con información de Reuters.

El acuerdo de esta semana contempla la baja de 700 empleados, con lo cual se eleva a tres mil 400 el número de trabajadores que abandonan el grupo telefónico en 2020. De acuerdo con un documento, TIM obtuvo la aprobación para poder hacer dicho ofrecimiento al personal.

En marzo, el operador señaló que sería difícil determinar los efectos del coronavirus en sus operaciones: “el impacto dependerá de la duración, intensidad y efectividad de la contención”. Y desde ese momento anunció planes de reducción de costos y de la deuda neta a menos de 20 mil millones de euros en 2021, como parte de un enfoque más estricto en la reducción de costos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here