Las desavenencias para cerrar el acuerdo que crearía una red única de fibra para llevar banda ancha a todo el territorio italiano continúan. Ahora, el Director Ejecutivo de Telecom Italia (TIM), Luigi Gubitosi, dijo que el operador deberá mantener al menos la mitad de la participación en la unidad integrada con Open Fiber, y criticó a esta segunda compañía por tener ineficiencias en sus planes de inversión.

TIM y Open Fiber han estado negociando el convenio para combinar su infraestructura de fibra desde el año pasado, pero, a lo largo de este proceso, las empresas han presentado más discrepancias que señales de lograr un acuerdo sobre los términos de gobernanza y estructura.

Sobre las declaraciones de Gubitosi hechas al medio italiano La Repubblica,  el Ministro de Desarrollo Económico, Stefano Patuanelli, mostró su rechazo a la intención de Telecom Italia para convertirse en accionista mayoritario de la unidad de fibra. “La única red es el Estado”, afirmó. Para el gobierno, la empresa que se encargue de brindar acceso de fibra a otros operadores no puede ser integrada verticalmente, como también lo sostiene Open Fiber.

Mientras tanto, Open Fiber respondió que TIM aprovechaba poner el foco en supuestos retrasos de la compañía como un pretexto para no hablar de “incómodos problemas domésticos propios”. Además, la empresa considera que aceptar el control de Telecom Italia sobre la red única terminaría por ser un monopolio.

La Junta Directiva de TIM se reunirá el 31 de agosto para decidir si elige finalmente a KKR como socio en su red secundaria de fibra, lo que le daría a la firma de inversiones una participación de 40 por ciento en el proyecto. En tanto eso sucede o no, el gobierno está presionando para que TIM y Open Fiber concreten su integración.

Roma ha considerado diversas opciones para empujar el acuerdo: una de ellas es aumentar su participación en Telecom Italia hasta en un 25 por ciento (a través de la prestamista estatal CDP); otra sería adoptar un modelo similar al de Openreach, operador mayorista en el Reino Unido, que funciona bajo un esquema legalmente separado de BT. Así podría garantizar que la red única de fibra tenga independencia.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here