Toshiba invertirá más de 500 mdd para paliar escasez de chips

La compañía japonesa advirtió que el suministro de semiconductores se mantendrá escaso hasta septiembre de 2021, razón por la cual invertirá 60 mil millones de yenes para impulsar la producción de chips en los próximos tres años.

216

Toshiba Corp. planea invertir 60 mil millones de yenes (545 millones de dólares) durante los próximos tres años, hasta marzo de 2024, para impulsar la producción de semiconductores de potencia, informó Takeshi Kamebuchi, director a cargo de los chips en una de las unidades de la empresa japonesa. 

Esto tras advertir que no podrá satisfacer la demanda de chips reguladores de energía hasta dentro de un año y, en ciertos casos, hasta fines de 2022, lo que significa una nueva advertencia para los fabricantes de automóviles, productos eléctricos de consumo y máquinas industriales que luchan contra la escasez de componentes.

El suministro de chips seguirá siendo muy escaso al menos hasta septiembre del próximo año”, dijo Kamebuchi. “En algunos casos, es posible que algunos clientes no reciban un servicio completo sino hasta 2023”, añadió el ejecutivo.

Te recomendamos: Escasez de chips se extenderá hasta 2022; podría afectar a Apple

La escasez de material y la demanda que superan la capacidad de producción son, a juicio de Toshiba, las responsables de que las empresas no puedan cumplir con los pedidos de un componente que no requiere tecnología de producción avanzado y que, por lo general, se considera un producto, explicó el ejecutivo. 

La tecnología madura, como los chips de potencia de Toshiba, es más barata que la memoria y los sensores de vanguardia, pero no menos importante para cualquier dispositivo electrónico. Si el procesador es el cerebro del dispositivo, los circuitos y el silicio que regulan la potencia actúan como el corazón y el sistema vascular, lo que ayuda a transmitir la electricidad sin problemas.

Kamebuchi aclaró que otras opciones que sobrepasan ese periodo incluyen inversiones adicionales que incluso podrían implicar la construcción de otra fábrica.

Lee también: Qualcomm lucha por satisfacer demanda de chips ahora que escasez se extiende a la electrónica

Y explicó que, pese a las preocupaciones de algunos inversores de que, tras el auge de la electrónica propiciado por la pandemia, disminuya la demanda de semiconductores, Toshiba confía en que los pedidos sigan creciendo lo suficientemente rápido como para vender todas sus líneas de producción en los próximos años.

Muchos fabricantes de automóviles, entre los que se encuentran Toyota, Volkswagen, GM y Audi, han tenido que detener o reducir su producción debido a la escasez generalizada de chips

Respecto a esto, Kamebuchi dijo que algunos fabricantes de chips le están dando prioridad a las empresas automotrices en su producción, y Toshiba también está haciendo todo lo posible para minimizar el impacto en las líneas de ensamblaje de los automóviles.

Relacionado: Ante escasez global, Intel podría fabricar chips para automotrices

“Por lo general, recibimos pedidos con semanas y meses de anticipación, pero actualmente enfrentamos crecientes consultas durante medio año en el futuro y más allá”, compartió Kamebuchi. “Acumular contratos a largo plazo es algo nuevo para nosotros”, concluyó.