Transformación digital salvaría a América Latina de la crisis económica post Covid-19: OCDE y Cepal

La adopción de tecnologías digitales en los sectores productivos, las tareas del gobierno y los servicios públicos ayudará a la región a afrontar el aumento de la pobreza y la caída del PIB que se avecina.

0
725

América Latina sufrirá una contracción del PIB de 9 puntos porcentuales y un aumento de la pobreza de 4.4 por ciento en este año, debido a los efectos generados por la pandemia de Covid-19, de acuerdo con proyecciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), el Banco de Desarrollo de América Latina CAF y la Comisión Europea (CE).

Frente a los desafíos que presenta la emergencia sanitaria, se debe impulsar la transformación digital para que sea un salvavidas en el proceso de recuperación económica y social de la región, destacaron los organismos este jueves durante la presentación del informe Perspectivas económicas de América Latina 2020: Transformación digital para reconstruir mejor.

La adopción de las tecnologías digitales tiene que constituirse como una parte integral de los planes de desarrollo de los países, pues afecta y puede contribuir a la reactivación de múltiples sectores productivos, afirmó Ángel Gurría, secretario General de la OCDE.

Gurría resaltó que “los países con mejor preparación digital serán los primeros en salir de la crisis” y podrán construir economías más incluyentes y sustentables. Advirtió que, para lograr avanzar en la digitalización, se deben resolver las brechas digitales en términos de acceso y uso efectivo de Internet; la promoción de competencias digitales; la desigualdad de cobertura entre zonas urbanas y rurales; así como el acceso a dispositivos.

Alicia Bárcena, secretaria Ejecutiva de la Cepal, expuso que la pandemia ha puesto a la región latinoamericana en “un desafío sin precedentes” que exige repensar el modelo de desarrollo y colocar a las tecnologías digitales al frente. Por ello, propuso garantizar una canasta básica digital, que incluya dispositivos y servicio de Internet; aplicar medidas de neutralidad regulatoria; incentivar la cooperación con el sector privado y la sociedad; elaborar planes regionales para cerrar las brechas; e igualmente crear un mercado digital en la región que incluya roaming sin costo.

El Presidente de Colombia, Iván Duque, señaló que “lo que estamos viviendo también será una gran aceleración de la historia y yo estoy seguro de que esta aceleración, en donde juega un papel fundamental la economía digital, va a representar una gran oportunidad para América Latina y el Caribe”.

Durante su participación en el foro, la Comisaria de Alianzas Internacionales de la Comisión Europea, Jutta Urpilainen, dijo que el contexto actual abre una nueva alianza digital entre Europa y América Latina, en la cual debe predominar la colaboración para la innovación, la inversión y el intercambio a fin de crear sociedades más democráticas y justas.

Además, el Presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, hizo hincapié en la importancia de que la región genere fondos para financiar la recuperación económica. La reactivación de América Latina no sólo afectará a las naciones pertenecientes, sino también al resto del mundo, puntualizó. En la presentación, Alicia Bárcena anunció que el mandatario tico presidirá la Cepal a partir de octubre de este año y hasta 2022.

Impulsora de la conectividad

El estudio de la OCDE, Cepal, CAF y la Comisión Europea indica que la transformación digital puede ser un impulsor de la productividad de los países, si se cuenta con la infraestructura y las competencias digitales necesarias. Los organismos recomiendan introducir tecnologías avanzadas, como la Inteligencia Artificial y la robótica, en los procesos productivos de grandes, medianas y pequeñas empresas.

También impactará en la inclusión y bienestar social, al mejorar la creación de empleos de calidad, al sistema educativo y de salud. En particular, el reporte señala que menos de la mitad de la población de entre 15 y 65 años de edad tienen conocimientos básicos suficientes para usar una computadora, por lo que es necesario subsanar la falta de habilidades digitales a fin de preparar a las personas para los trabajos de la economía digital.

Durante la contingencia, se hizo evidente que las naciones no estaban preparadas para asumir los retos de la educación a distancia a través de las tecnologías. En ese sentido, se debe universalizar el acceso a las TIC; profundizar la preparación digital de estudiantes y docentes; disponer de plataformas de aprendizaje en línea y crear estrategias, con el objetivo de que la transformación digital alcance a los sistemas de educación, de acuerdo con el documento.

Asimismo, la OCDE, Cepal, CAF y CE exponen que la adopción digital también trae desafíos y oportunidades al sector público y a la gobernanza. Por un lado, será necesario que se implementen reglas para los mercados digitales, reforzar la ciberseguridad y trazar marcos de protección de datos personales. Por otro, la aplicación de tecnologías puede mejorar la confiabilidad y la eficiencia de las tareas de gobierno, ya que ofrecen nuevas herramientas para la transparencia y la rendición de cuentas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here