El Universal – Carla Martínez

La prohibición impuesta por el gobierno estadounidense a Huawei no afecta a la Red Compartida, asegura Joaquín Coronado, consejero ejecutivo de Altán Redes.

“No va a haber ninguna afectación. Con Huawei seguimos trabajando con normalidad, probamos permanentemente nuevas tecnologías y nuevos desarrollos, y no estamos viendo ninguna afectación”, explica Coronado en entrevista con EL UNIVERSAL.

Altán Redes tiene un acuerdo con Huawei para que la empresa desarrolle tecnología en las zonas central y meridional del país, que contemplan las regiones seis a nueve, así como la red troncal o backbone de la Red Compartida.

“Nosotros vamos a continuar la relación con Huawei y Nokia, son nuestros socios tecnológicos en el desarrollo de esta red y no vislumbramos ni que haya pasado nada, ni que pase nada que lo cambie”.

Coronado destacó que todo el equipamiento que compran, ya sean radiobases o fibra óptica de ambos operadores, son productos propios.

“No dependen de terceros. No hay prohibición alguna que le puedan hacer de chips o uso de software, porque son ellos los que fabrican su software y equipos, y a nosotros, lo que incluye Huawei, nos siguen suministrando equipos con total normalidad, por lo que no hay nada que Huawei suministre y que nos esté afectado por la prohibición”.

Desde que el Departamento de Comercio de Estados Unidos incluyó a Huawei en el listado de empresas que afectan la seguridad nacional, diversos proveedores de tecnología han dejado de trabajar con la empresa de origen chino.

Abiertos a cerrar brecha digital. Altán Redes tiene comunicación constante con el gobierno a través del Organismo Promotor de Inversiones en Telecomunicaciones (Promtel) y permanentemente analiza todo tipo de opciones, comentó el directivo.

“Estaremos encantados de explorar todas las alternativas y en todo lo que podamos colaborar para conseguir un objetivo, así como a ayudar en lo que se nos solicite para alcanzar ese objetivo”.

Sin embargo, dijo que Altán Redes no puede ofrecer servicios gratuitos porque es mayorista y tiene la obligación de no discriminación: “Eso significaría que si Altán ofreciera cobertura gratuita, tendría que dárselo a todo el mundo”.

Aunque lanzar iniciativas para que la cobertura sea universal tiene todo el sentido, indicó Coronado.

“Nos parece que es lógico que México tenga la aspiración de dar cobertura universal de datos en banda ancha.

“Hay 40 millones de personas en México que no tienen acceso a internet en 2019 y esos 40 millones de personas están excluidos de la economía del siglo XXI”, mencionó.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here