Una jueza federal de Nueva York aprobó una moción del Departamento de Justicia (DoJ) de Estados Unidos para poner fin a las reglas de concesión de licencias de la industria cinematográfica por más de 70 años, que han restringido el control de los estudios importantes sobre el proceso de exhibición.

Los Decretos de Consentimiento Paramount han estado en vigor desde finales de la década de 1940, cuando el gobierno emprendió una importante acción antimonopolio contra los estudios de cine, que en esos días estaban alineados con las cadenas de teatros nacionales.

De acuerdo con una sentencia de la Corte Suprema de Estados Unidos en 1948 contra Paramount Pictures, los grandes estudios de la época se vieron obligados a deshacerse de sus exhibiciones y establecieron regulaciones para garantizar que las prácticas de concesión de licencias no fueran contrarias a la competencia.

La jueza del Tribunal de Distrito de Estados Unidos, Analisa Torres, concluyó que el mercado ha cambiado y también las reglas de propiedad ya no son necesarias, y la ley antimonopolio actual es suficiente para garantizar que no se creen cárteles.

“Debido a que los cambios en la ley y la administración antimonopolio han disminuido la importancia de las restricciones de los Decretos, al tiempo que brindan protecciones que mantendrán baja la probabilidad de futuras violaciones, la Corte deduce que la terminación de los Decretos es de interés público”, señaló la jueza.

La sentencia citó que la mayoría de las principales distribuidoras de películas activas en la actualidad, y las empresas de streaming como Netflix, Amazon y Disney, no están sujetas a los decretos.

El tribunal dictaminó que el gobierno había “ofrecido una explicación razonable y persuasiva” de por qué la terminación de los Decretos “serviría al interés público en la competencia libre y sin restricciones”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here