El Tribunal Administrativo Regional de Lazio rechazó la solicitud de suspensión de la multa impuesta por la Autoridad Antimonopolio (AGCM) a Telecom Italia (TIM), de 116 millones de euros, al encontrar al operador culpable por abusar de su posición dominante.

En marzo, la AGCM comprobó que la estrategia de TIM frenaba el desarrollo competitivo de las inversiones en infraestructuras de redes de banda ultra ancha en Italia a través de la fibra al hogar (FTTH). Por ello, la Autoridad consideró necesario sancionar la conducta del operador ante el retraso en el desarrollo de la fibra en aquellas áreas donde es más necesaria.

TIM había realizado una modificación no rentable de los planes de cobertura de las llamadas áreas blancas durante el curso de las licitaciones, es decir, obstaculizó la celebración de licitaciones lanzadas bajo la estrategia nacional de banda ultra ancha del gobierno con el objetivo de provocar un retraso, lo cual afecta al país, ya que se encuentra entre los últimos de la Unión Europea en cobertura de FTTH.

También se encontró que en el mercado de servicios de telecomunicaciones para clientes finales, el operador puso en el mercado ofertas promocionales con elementos que vinculan al cliente por un periodo de tiempo excesivo.

El Tribunal de Lazio sostuvo que “las condiciones de extrema gravedad y urgencia para la adopción de lo solicitado no existen, considerando que el daño referido por el solicitante no parece ser sustancial, dada la relación entre el tamaño de la sanción y el volumen de negocios atribuibles a la empresa”. Además de que no encontró el requisito previo para otorgar una garantía “en lugar del pago de la sanción”. Es por ello que el fallo del tribunal no beneficia a TIM y deberá cubrir el monto de la multa.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here