El fabricante Semiconductor Manufacturing International Corporation (SMIC) ahora está en la mira de la administración de Donald Trump para ser el próximo al que se le prohíba hacer negocios con empresas estadounidenses, así lo confirmó el Departamento de Defensa a The Wall Street Journal (WSJ).

La preocupación central es que SMIC esté ayudando a la infraestructura de defensa china, pues SOS International, contratista de defensa estadounidense, emitió un informe en el que asegura que el fabricante asiático trabajaba con una empresa de defensa importante de China y que investigadores universitarios asociados con el ejército chino están diseñando proyectos para utilizar tecnología de SMIC, informaron fuentes con conocimiento del tema al WSJ.

Mediante un comunicado, SMIC rechazó dichas acusaciones y aseguró que ofrece chips y servicios “únicamente” para usos civiles y “no tiene ninguna relación con el ejército chino”. De aplicarse la prohibición, SMIC no podría obtener gran parte del equipo estadounidense que utiliza para fabricar y probar chips.

Luego de la información difundida durante el fin de semana, las acciones del fabricante de semiconductores cayeron 22.88 por ciento en la Bolsa de Hong Kong.

Una prohibición comercial a SMIC podría amenazar su existencia y retrasar los esfuerzos de China para impulsar la industria de semiconductores del país de cara al 2025.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here