El asesor principal de seguridad nacional del jefe de Gabinete de la Casa Blanca, Robert Blair, será el representante especial de política internacional de telecomunicaciones de Estados Unidos y trabajará en la administración del despliegue de las redes 5G, según lo dispuso el Presidente Donald Trump.

Blair se negó a testificar ante la Cámara de Representantes durante la investigación de juicio político contra Trump, por abusar de su poder para presionar al gobierno de Ucrania. El mandatario buscaba que se lanzaran investigaciones para perjudicar al candidato demócrata Joe Biden y obtener beneficios electorales.

La designación del asesor en materia de seguridad nacional en el nuevo cargo se enmarca dentro de la política restrictiva de Donald Trump contra China. Meses atrás, incluyó al gigante tecnológico Huawei en una lista negra que le prohíbe hacer negocios con empresas nacionales, a excepción de los permisos que otorgue el gobierno.

El gobierno de Trump ha emprendido una campaña para dejar fuera de la implementación de redes 5G a la compañía china, por considerar que “amenaza la seguridad nacional”. Desde entonces, se han realizado una serie de acciones para bloquearla.

La más reciente sucedió en noviembre, cuando la Comisión Federal de Comunicaciones prohibió a los operadores del servicio universal utilizar los recursos públicos para adquirir tecnología de Huawei. A esto, la empresa respondió con una demanda, advirtiendo que se pone en peligro la conectividad rural.

Blair continuará como asistente del presidente y asesor principal del jefe de Gabinete de la Casa Blanca, pero se unirá a la estrategia de Trump en materia de telecomunicaciones. Aunque ya se han emitido algunas licencias para que las compañías suministren productos a Huawei, aún es probable que la política restrictiva se endurezca.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here