Trump retoma la idea de una red estatal de 5G

0
384

Expansión – Ignacio del Castillo

La Administración Trump ha retomado la idea de construir una red estatal de 5G. El concepto supondría la construcción de una red financiada con dinero público que actuase como un operador mayorista y vendiese capacidad a los operadores minoristas como AT&T, Verizon, T-Mobile o Sprint, según ha publicado el periódico digital Politico, especializado en la información política norteamericana y especialmente alrededor de la Casa Blanca, citando fuentes de la campaña electoral para la reelección del presidente.

De esta forma, el Gobierno del presidente Trump considera que una red estatal ahorraría costes -al tratarse de una única infraestructura- con lo que se podría lograr una mejor cobertura en las zonas menos pobladas, una de las grandes preocupaciones del Gobierno.

La idea de una red estatal para el 5G, que en principio es contraria a los principios fundamentales del Partido Republicano, siempre partidario de la iniciativa privada, se filtró a comienzos de 2018.

Entonces el argumento que la respaldaba es que serviría por un lado para acelerar el despliegue y por otro para defender esta infraestructura crítica de la potencial amenaza del ciberespionaje chino, una de las razones de la escala contra el fabricante chino Huawei, el líder mundial de las redes de telecomunicaciones.

Sin embargo, la iniciativa fue rápidamente abandonada después de que cosechase un alud de críticas, no sólo de las operadoras de telecomunicaciones, sino también de la máxima autoridad federal del sector, Ajit Pai, el presidente de la Federal Communications Commision (FCC), el regulador del sector, que fue nombrado por el propio Trump.

El mes pasado, Trump expresó una preocupación renovada por el futuro dominio de la tecnología 5G -que ahora parece más en manos de la industria china con Huawei y ZTE al frente- criticó a los operadores estadounidenses por “retrasarse” en los despliegues de la próxima generación y les pidió que “intensifiquen sus esfuerzos”.

En cualquier caso, todo parece indicar que será China el país en el que más rápido se desarrolle el 5G por varios factores. Uno de ellos es que usará masivamente la tecnología de Huawei, que según la mayoría de la industria está unos meses por delante de sus rivales occidentales Ericsson y Nokia en el desarrollo de los estándares.

Otro factor es que las tres operadoras chinas son propiedad del Estado y deben obedecer a rajatabla los planes del Gobierno, que ha colocado el 5G como una propiedad absoluta. Y en tercer lugar es que las propias operadoras chinas necesitan más el 5G que las norteamericanas, ya que las intensamente pobladas megaciudades chinas tienen ya el estándar 4G al borde del colapso por el intensísimo uso que realizan los ciudadanos chinos de los servicios de datos de los smartphones.

El 5G tiene la ventaja de que es mucho más eficiente a la hora de generar datos respecto a la misma cantidad de frecuencias radioeléctricas, por lo que una adopción masiva y rápida del 5G es el mejor antídoto para evitar una saturación de las redes y la caída reiterada de los servicios.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here