TSMC apunta a fábrica en EE. UU. y Japón por demanda de chips

Advierten de ambiente ríspido entre China y Taiwán debido a la producción de chips, lo que podría desencadenar en una mayor crisis si el primero decide invadir a la isla.

190
REUTERS/Tyrone Siu

La alta demanda de chips para diversas industrias como la automotriz y la de Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC) ha hecho que la firma taiwanesa fabricante de semiconductores, TSMC, tenga en sus planes establecer fábricas en Estados Unidos y Japón.

TSMC es el principal proveedor de chips de marcas estadounidenses como Apple, y aseguró durante su llamada con analistas financieros tras su reporte trimestral, que buscan ampliar su actual capacidad de fabricación, pero ahora en el extranjero debido a la demanda de chips.

“Estamos ampliando nuestra huella de fabricación global para mantener y mejorar nuestras ventajas competitivas y para servir mejor a nuestros clientes en el nuevo entorno geopolítico.

 “Si bien nuestras fábricas en el extranjero no pueden inicialmente igualar los costos de nuestras operaciones de fabricación en Taiwán, trabajaremos con los gobiernos para minimizar la brecha de costos”, dijo Mark Liu, presidente de TSMC.

De acuerdo con información de Reuters, los planes de expansión de TSMC en el extranjero generan preocupación por la concentración de la capacidad de fabricación de chips en Taiwán, que produce la mayoría de los chips más avanzados del mundo y está geográficamente cerca de su rival político China.

Incluso, señaló que China no ha descartado el uso de la fuerza para someter a la isla democrática. Taiwán y TSMC también se han vuelto centrales en los esfuerzos para resolver una escasez global de chips inducida por la pandemia que ha obligado a los fabricantes de automóviles a recortar la producción y perjudicar a los fabricantes de teléfonos inteligentes, computadoras portátiles e incluso electrodomésticos, señaló la agencia informativa.

Mark Liu señaló que no quiere que ocurra una invasión por parte de China a Taiwán o que existan enfrentamientos debido a la crisis de chips, pues algo así podría agravar la situación al interrumpir la producción.

“En cuanto a la invasión de China, permítanme decirles que todos quieren tener un estrecho de Taiwán Pacífico. Porque beneficia a todos los países, pero también debido a la cadena de suministro de semiconductores en Taiwán, nadie quiere interrumpirlo”, agregó el presidente de TSMC.

Por su parte, Reuters señaló que el gobierno de Estados Unidos ha estado presionando a TSMC y a otros fabricantes de chips taiwaneses para que hagan más para aliviar la escasez de chips, especialmente para los fabricantes de automóviles.