Tus datos personales cuestan hasta menos de un dólar en el mercado negro

Ante los riesgos crecientes de ciberseguridad, Kaspersky advirtió que los usuarios y las empresas son corresponsables de la protección de los datos personales.

0
490

Los datos personales de los usuarios en Internet se compran en el mercado negro a precios que van desde la mitad de un dólar. A la venta se encuentra información que las personas comparten voluntaria o involuntariamente, la cual es recopilada y expuesta por terceros para lucrar con ella o causar algún daño.

Una identificación personal cuesta entre 0.5 a 10 dólares en el mercado negro; los datos de un servicio de suscripción, entre 0.5 a ocho; un pasaporte, de seis a 15; una tarjeta de crédito, de seis a 20; una licencia de conducir, de cinco a 25; un expediente médico, de uno a 30 dólares, advirtió Rodrigo Martínez, analista de Seguridad del Equipo Global de Investigación y Análisis de Kaspersky para América Latina.

Otros datos tienen un valor mayor en las transacciones ilegales: una selfie con documentos personales cuesta de 40 a 60 dólares; una cuenta bancaria, de uno a 10 por ciento el valor de la cuenta, y la información personal de PayPal entre 50 a 500 dólares.

Durante su conferencia en un evento sobre ciberseguridad organizado por el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai) de México, el especialista expuso que los usuarios suelen generar información y compartirla sin tener conciencia de las implicaciones.

Muchas personas no se preocupan por su privacidad al brindar sus datos para usar algún servicio, una red social o aplicación si a cambio obtienen algo como una experiencia exclusiva, pasan rápido los controles de seguridad de un viaje o consiguen algún otro incentivo, explicó.

En México, por ejemplo, 68 por ciento de los usuarios aceptaría exponer sus perfiles en redes sociales sin ningún problema si así obtiene descuentos en línea, según datos de la firma en ciberseguridad.

Te recomendamos: América Latina en riesgo porque 66% del software es pirata: Kaspersky

Sin embargo, Martínez puntualizó que la responsabilidad no sólo recae en los consumidores, sino que también debe ser asumida por las empresas, proveedores de servicios y todas las partes involucradas en la protección de datos personales.

Los datos no sólo están expuestos cuando las personas comparten algo en las diferentes plataformas y servicios digitales. Las compañías también pueden ser vulnerables ante fugas de información o ataques cibernéticos.

“Debe existir una corresponsabilidad de todos los actores (…). Las compañías tienen que asumir que en algún punto pueden ser comprometidas y que el objetivo de los atacantes pueden ser los datos, no sólo de la compañía, sino de todas las personas relacionadas: clientes, proveedores o información financiera”, destacó el experto.

En medio de la pandemia de Covid-19, la ciberseguridad se ha vuelto un asunto aún más importante y un reto para las organizaciones y usuarios, debido que el confinamiento obligó trasladar los espacios de trabajo de oficinas o centros a los hogares, donde no existen las mismas condiciones de seguridad cibernética.

Te recomendamos: Empresas y hospitales, la carnada favorita de los ataques de ransomware: Kaspersky

Además, Martínez señaló que otro desafío actual para la ciberseguridad es responder a las nuevas tecnologías como la Inteligencia Artificial, 5G, el reconocimiento facial o la robótica. 

“Cualquier nueva tecnología hay que considerarla desde la perspectiva de la ciberseguridad al momento de crearla”; debe ser el ADN y los términos para usarlas tienen que ser simples y transparentes para que los consumidores tomen decisiones fácilmente, resaltó.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here