Twitter pagaría más de 800 millones de dólares para resolver una demanda colectiva

Twitter presentó una propuesta para acordar con inversores que acusan a la compañía de haberles proporcionado información engañosa sobre la participación de los usuarios.

81

Hipertextual-Gabriel Erard

Una vieja polémica reaparece en el camino de Twitter, y la compañía estaría dispuesta a pagar una suma millonaria para hacerlo desaparecer. La red social presentó una propuesta para resolver una demanda colectiva que data de 2016 y en la que se acusaba a algunas de sus figuras más prominentes de proporcionar información engañosa a los inversores.

Twitter confirmó la determinación con la presentación del Formulario 8-K ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos. Específicamente, la firma informó que el arreglo económico que propone es de 809,5 millones de dólares. El acuerdo final deberá ser aprobado por el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Norte de California.

Un punto notorio del anuncio es que Twitter, a pesar de poner sobre la mesa una suma astronómica de dinero para cerrar esta historia, asegura que no hizo nada contra la ley:

El acuerdo propuesto resuelve todos los reclamos presentados contra Twitter y los otros demandados nombrados sin ninguna admisión, concesión o determinación de culpa, responsabilidad o irregularidad por parte de la Compañía o cualquier demandado. Twitter y los acusados individuales continúan negando cualquier irregularidad o cualquier otra acción indebida.

Comunicado de prensa de Twitter

¿Cuál es la acusación contra Twitter?

Twitter

Según Variety, la demanda original se presentó contra el fundador y hoy CEO de Twitter, Jack Dorsey, el entonces director ejecutivo Dick Costolo, y el miembro de la junta directiva Evan Williams. De acuerdo con la misma, los acusados entregaron información engañosa a los inversores, en relación a la participación de los usuarios en la red social.

Al parecer, Twitter cambió el modo en que se recopilaban estadísticas de uso de la plataforma, con el fin de mostrar cifras más favorables a quienes inyectaban dinero en la compañía. Específicamente se menciona que la empresa habría optado por registrar la cantidad de usuarios activos por día como principal métrica; pero habría continuado mostrando los números de usuarios activos por mes a los inversionistas.

Con dicho ardid, que aparentemente comenzó en la primera parte de 2015, se habrían ocultado datos de estancamiento o caída en la participación del público. Pero eso no es todo. La demanda asegura que los directivos aprovecharon “información privilegiada” para vender sus acciones personales de Twitter y ganar “cientos de millones de dólares”.

Como mencionamos anteriormente, desde la red social aseguran que no hicieron nada irregular. De todos modos han presentado esta propuesta de acuerdo que se pagará en efectivo, en caso de prosperar. Si se da de esta manera, el pago se realizará durante el último trimestre de este año.