Después de que el juez Ethan Schulman, del Tribunal Superior de San Francisco, concediera una orden judicial preliminar que impide que tanto Uber Technologies como Lyft clasifiquen a sus conductores como contratistas independientes en lugar de empleados, el Director Ejecutivo de Uber, Dara Khosrowshahi, informó que la empresa podría cerrar sus operaciones en California a causa de dicha decisión.

California representa uno de los mercados más grandes en Estados Unidos para Uber, y ha sido el centro del debate entre las empresas y los sindicatos que piden que los conductores sean clasificados como empleados y así poder ser acreedores de los derechos laborales, como seguro médico y compensación laboral.

De acuerdo con Khosrowshahi, si la apelación de ambas compañías falla, Uber podría tener que cerrar su negocio en California. “Si la corte no reconsidera, entonces en California, es difícil creer que seremos capaces de cambiar rápidamente nuestro modelo al empleo de tiempo completo”, declaró a la televisora MSNBC.

Además de la pérdida para Uber y Lyft, el cierre de la aplicación representaría una pérdida de empleos masiva para los choferes que diariamente se conectan a la plataforma.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here