Uber vs. Lyft: cómo llegan las apps de transporte a la Bolsa de Wall Street

0
649

Una radiografía de las dos principales plataformas de movilidad urbana que buscan su lugar en el mercado de valores estadounidense.

Este 11 de abril Uber presentó sus documentos para salir a la bolsa de valores de Estados Unidos. La aplicación, que espera en los próximos días operar en Wall Street bajo la marca “UBER”, no precisó el valor exacto de sus acciones, aunque según fuentes periodísticas, cada papel podría tener un precio de entre 48 y 55 dólares, lo que llevaría a una valorización total de casi 100 mil millones de dólares.

El anuncio impactó en la cotización de su competidor directo Lyft, que se estrenó en la Bolsa el 29 de marzo, y que en la primera semana de abril había acumulado un descenso de 18 por ciento tras salir a Bolsa con un valor de 72 dólares por acción.

El auge de la filosofía de compartir frente a la idea de propiedad, la comodidad llegada de la mano de la tecnología, la demanda de trabajos más flexibles, la bancarización y la seguridad, constituyeron un excelente escenario para que las plataformas de transporte privado se establecieran en el mercado, hoy sean un negocio millonario y piensen en la cotización en el mercado de valores.   

Uber ya funciona en más de 700 ciudades de 63 países, cuenta con tres plataformas de servicio (Personal Mobility, Uber Eats y Uber Freight), posee 91 millones de consumidores mensuales, realiza 14 millones de viajes al día y le paga 78 mil millones de dólares (mdd) a sus conductores en conjunto.  Al cierre de 2018 reportó ingresos por 11 mil 270 mdd y una ganancia de 997 millones.

Por su parte, Lyft alcanzó los 30.7 millones de usuarios en 2018, y en Estados Unidos y Canadá (países en los cuales de momento opera) cuenta con 1.9 millones de conductores, casi la mitad del total de Uber. Lyft ya tiene presencia en más de 300 ciudades de América del Norte. Al cierre del año pasado, obtuvo ingresos por 2 mil 200 mdd, lo que significa un aumento de 103 por ciento con respecto a 2017.

  Uber Lyft
Usuarios 91 millones* 30.7 millones **
Conductores 3.9 millones 1.9 millones
Países 63 2
Ingresos 2018 US$ 11.270 millones US$ 2,200 millones
Salida a Bolsa US$ 50 por acción (estimación) US$ 72 por acción

*Consumidores mensuales de la plataforma.

** Usuarios totales.

Modelos de negocio

Uber está aprovechando su modelo de negocio e imagen no sólo para el transporte privado, sino que también ha incursionado y está redefiniendo la industria de la logística y la entrega de comida a domicilio.

En movilidad personal, Uber incluye automóviles (de gama media y alta), motos, minibuses, taxis y bicicletas eléctricas. Y va mejorando su oferta de valor con el paso de los meses: para finales de 2018, el tiempo promedio de espera para que un pasajero sea recogido por un conductor fue de cinco minutos. La movilidad personal es el segmento que mayores ingresos representó para la compañía: superó los 9 mil 200 millones en 2018, un incremento de 163 por ciento con respecto a los ingresos de 2016.

En cuanto a las cifras de Uber Eats, a finales de 2018, 15 millones de usuarios mensuales habían utilizado la plataforma para pedir comida. El servicio ya está asociado a 220 mil restaurantes de más de 500 ciudades en el mundo.

Por su parte, Uber Freight es el servicio dedicado al transporte de mercancías que conecta a los transportistas con los envíos más apropiados disponibles en la plataforma. Desde el lanzamiento de esta plataforma, en 2017 en Estados Unidos, ha contratado 36 mil transportistas que, en total, tienen más de 400 mil conductores. Este año el servicio se lanzará en Europa. El nuevo negocio le dejó a Uber ingresos por 125 millones de dólares en 2018.   

Por su parte, Lyft, en movilidad privada, también ofrece vehículos, bicicletas y scooters. A diferencia de Uber no se ha expandido (al menos de momento) a otras ramas de negocio ni tampoco salió de Norteamérica.

Algo que destaca a Lyft son las relaciones establecidas con diferentes organismos. Además de trabajar bajo demanda para los consumidores en general, ha establecido acuerdos con más de 10 mil organizaciones, ciudades o municipios para facilitar los viajes de sus empleados o clientes. También tiene alianzas exclusivas con Delta AirLines y Disney, y cuenta con una solución de Tránsito Público, disponible en algunas ciudades, que integra datos de tránsito público de terceros en la aplicación de Lyft para ofrecer a los pasajeros una visión de las opciones de transporte.

Planes de expansión

Entre los desarrollos recientes de Uber se destaca la compra en marzo de 2019 de Careem, la compañía con sede en Dubai que ofrece servicios de viajes compartidos, entrega de comidas y pagos, que atiende en Medio Oriente y África. El monto por la adquisición fue de 3 mil 100 millones de dólares, aunque aún está sujeta a las aprobaciones regulatorias de los países donde opera Careem. Uber espera cerrar la compra en enero de 2020.

La plataforma planea en el corto plazo impulsar aún más su expansión en Argentina, Alemania, Italia, Japón, Corea del Sur y España, donde tienen operaciones más marginales, limitadas por algunas cuestiones regulatorias. Además, su Grupo de Tecnologías Avanzadas (ATG) trabaja en el desarrollo de vehículos autónomos. Hasta el momento, el grupo construyó más de 250 coches autónomos, ha recopilado datos de millones de millas de prueba de estos artefactos y ha completado decena de miles de viajes de pasajeros.

Lyft también trabaja en su estrategia de vehículo autónomo: “nuestra plataforma abierta proporciona a los desarrolladores líderes en el mercado de tecnología de vehículos autónomos acceso a nuestra red para permitir que sus vehículos cumplan con los paseos en nuestra plataforma. Al mismo tiempo, estamos construyendo nuestro propio sistema de vehículos autónomos de clase mundial en nuestro Centro de Ingeniería de Nivel 5, con el objetivo de garantizar el acceso a una tecnología autónoma confiable y asequible”, destacó en su informe enviado a la Bolsa de Valores.  

Las estrategias

Uber destaca en el documento enviado a la Bolsa de Valores de Estados Unidos que su estrategia es “crear la red más grande en cada mercado para que podamos tener el mayor efecto de liquidez”. De todas formas, aún tiene espacio para crecer, pues sólo el 12 por ciento de la población de los 63 países donde opera usó la oferta de servicios de la plataforma en el último trimestre de 2018. Para lograrlo, su estrategia de crecimiento esta dada por: incremento de la penetración de viajes, expandir la movilidad personal en nuevos mercados, invertir y expandir Uber Eats y Uber Freight, y seguir analizando posibles adquisiciones, entre otras.

En cambio, la estrategia de Lyft está más enfocada en el marketing que en la cobertura. Planea seguir invirtiendo en la marca, brindar descuentos a los nuevos usuarios e incentivos para los conductores. Además, quieren aumentar sus “casos de uso” con planes de suscripción o soluciones centralizadas adaptadas a empresas o universidades. Aunque tampoco descarta fusiones o adquisiciones, como la más reciente que realizó, la plataforma Motivate (para compartir bicicletas).

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here