UE creará una federación regional de nube para impulsar tecnologías emergentes

25 países europeos acordaron trabajar en conjunto para cerrar la brecha de inversión en la nube, estimada en 11 mil millones de euros, a fin de aumentar la competitividad de la UE.

0
338

Veinticinco Estados miembros de la Unión Europea (UE) adoptaron una declaración para establecer una Federación Europea de Nube, con el objetivo de propiciar la innovación a través de los datos y las tecnologías emergentes, como 5G, Inteligencia Artificial, Internet de las cosas e incluso 6G.

En la lista de países que hasta ahora se han adscrito a este esfuerzo conjunto, se encuentran España, Alemania, Portugal, Finlandia, Italia, Francia, Bélgica, los Países Bajos, Hungría, Austria, Suecia, Luxemburgo, Malta, Polonia, Croacia, Grecia, Irlanda, Letonia, Eslovenia, Bulgaria, Chequia, Estonia, Eslovaquia, Lituania y Rumania.

Todas estas naciones europeas acordaron invertir en la próxima generación de infraestructuras y servicios de nube para empresas y sector público; estimular el surgimiento de un suministro europeo resistente y competitivo, y promover la interconexión en el procesamiento de datos y el almacenamiento en todo el territorio de la UE.

Además, acordaron apoyar el lanzamiento de una alianza regional para los datos industriales y la computación en la nube, con participación de la industria; movilizar fondos públicos y privados para coinvertir en proyectos de nube; modernizar las capacidades de nube del gobierno; fomentar sinergias e iniciativas enfocadas en la nube; hacer de la Unión Europea un centro de datos mundial, entre otras tareas.

Los Estados firmantes destacaron que es necesario empujar una Federación Europea de Nube para tener soberanía tecnológica y garantizar la competitividad de la región. “Europa debería aspirar a establecer normas mundiales sobre almacenamiento y procesamiento de datos, y mantener la apertura del mercado y la cooperación internacional”, señala la declaración.

Durante la pandemia de Covid-19, se ha puesto de relieve que es crucial disponer de una amplia gama de tecnologías digitales para la economía y la sociedad. En ese sentido, el documento resalta que se debe atender “la gran brecha de inversión en la nube, estimada en 11 mil millones de euros anuales”, pues la crisis ha generado preocupaciones sobre la capacidad para mantener el control sobre los datos y tener la interoperabilidad suficiente a fin de no depender de un proveedor.

“La próxima gran ola de transformación digital estará impulsada por datos industriales. Para estar a la vanguardia, debemos garantizar condiciones favorables para que las empresas de la UE desarrollen capacidades en la nube con alcance global que satisfagan las necesidades emergentes de datos industriales, especialmente en términos de procesamiento cerca del usuario”, indica la declaración.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here