La Unión Europea (UE) impuso, el 30 de julio, sanciones financieras y de viajes a distintos organismos mundiales por su presunta participación en ataques cibernéticos en todo el mundo. Rusia, Corea del Norte y China resultaron afectados.

Las sanciones relacionadas al delito cibernético apuntaron al departamento de tecnologías espaciales del servicio de inteligencia militar ruso, conocido como Dirección Principal del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa.

Según la UE, el servicio ruso llevó a cabo dos ataques cibernéticos en junio de 2017, los cuales afectaron a varias empresas de Europa y causaron grandes pérdidas financieras.

Asimismo, cuatro personas del servicio de inteligencia militar ruso fueron sancionadas por participar en un intento de ciberataque contra la Organización para la Prohibición de Armas Químicas en los Países Bajos en 2018.

Por otra parte, la compañía norcoreana, Chosun Expo, fue sancionada bajo sospecha de haber apoyado al grupo Lazarus, el cual se considera responsable de una serie de importantes ataques en todo el mundo, incluido el robo de 81 millones del Banco de Bangladesh y el Banco de la Reserva Federal de Nueva York en 2016, el mayor fraude cibernético del mundo.

Paralelamente, la compañía está vinculada a un ataque contra el estudio de cine Sony Pictures para evitar el lanzamiento de una película satírica sobre el líder norcoreano Kim Jong-un.

Por último, las sanciones afectaron a la empresa china, Haitai Technology Development, acusada de apoyar los ataques cibernéticos conocidos como Operation Clud Hopper, cuyo objetivo es robar datos comerciales sensibles de multinacionales alrededor del mundo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here