El Mundo

Millones de dispositivos Android están en peligro según un estudio publicado por la empresa de ciberseguridad Check Point en el que apuntan a un conjunto de fallos o vulnerabilidades críticas en los chip Snapdragon de la empresa Qualcomm que normalmente se utilizan para el procesador de los móviles.

Lo más grave es que estos fallos se pueden aprovechar para robar información personal de los usuarios mediante la descarga de un simple archivo de vídeo u otro contenido que es procesado por este chip. Es posible incluso obtener acceso a los móviles sin necesidad de conceder permisos a una app descargada.

Una vez el atacante ha conseguido que el usuario descargue el archivo malicioso, pueden conocer el lugar desde el que se usa el teléfono móvil, escuchar por sus micrófonos en directo y obtener fotografías y vídeos almacenados en el dispositivo con suma facilidad y sin que el usuario se dé cuenta de nada.

Según los investigadores de CheckPoint, aunque las ventajas de los chips Snapdragon son evidentes por su bajo consumo y su capacidad de procesado, su arquitectura de tipo DSP cuenta con numerosos puntos débiles que permiten atacar a los dispositivos y que los hacen más vulnerables a ataques. En total, se calcula que hay más de 400 posibles fallos que se pueden explotar para obtener información ajena y sin ser descubierto.

Aunque la empresa responsable de los chips, Qualcomm, ha lanzado ya una solución para estos fallos, de momento no han llegado ni al sistema operativo Android ni a los dispositivos que utilizan sus chips. En el momento de la publicación de esta noticia, Qualcomm no ha dado una respuesta todavía a este dilema. Sólo han emitido un comunicado dirigido a los responsables del estudio en el que indican que “han trabajado para poner a disposición de los fabricantes las soluciones” a estos fallos, si bien aseguran que no tienen “pruebas de que en la actualidad se están explotando”.

Dado que Qualcomm es uno de los fabricantes de chips más importantes del mundo y sus tecnología está presente en millones de dispositivos, no sólo a través de sus procesadores Snapdragon, sino también con otros chips; la gravedad de estos fallos es inmensa. Según Check Point, los procesadores Snapdragon de la empresa están en un 40% de todos los móviles del mundo y la tecnología de Qualcomm está presente en un 90% de los móviles de todo el mundo.

A nivel de usuario, no hay mucho que usted pueda hacer para defenderse de un ataque dirigido al procesador, más allá de no descargar archivos ni aplicaciones que no procedan de lugares seguros, si bien parece que incluso las tiendas oficiales de aplicaciones cuentan cada vez más con menos filtro y es posible instalar apps maliciosas incluso desde la tienda oficial de aplicaciones de Google.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here