Hipertextual-Paloma Beamonte

Un hombre de Lituania robó 99 millones a Facebook y 23 millones a Google, enviándoles facturas falsas entre 2013 y 2015. La semana pasada, Evaldas Rimasauskas se declaró culpable de fraude, robo de identidad agravado y cargos de lavado de dinero en Estados Unidos, ha informado el New York Timeseste lunes.El hombre se declaró culpable de fraude, robo de identidad agravado y cargos de lavado de dinero, por lo que podría enfrentar hasta 30 años de prisión en EE.UU.

Su modus operandi consistía en enviarles por correo electrónico facturas falsas de productos que no habían comprado y que no les había entregado, así como contratos y cartas falsas aparentemente firmadas por ejecutivos de las tecnológicas y con sellos corporativos falsos grabados con los nombres de las empresas para presentar a los bancos. También falsificó correos electrónicos que parecían haber sido enviados por ejecutivos de las empresas californianas.

Es así que consiguió que ambas compañías le pagaran un total de 122 millones a través de transferencias bancarias por las supuestas órdenes de compra a Quanta Computer, una presunta compañía de hardware con sede en Taiwán, según reporta Reuters.

El hombre de 50 años de edad que dirigía el presunto fabricante asiático también registró otra empresa con el mismo nombre en Letonia, de acuerdo con una acusación presentada en 2016, en la oficina del fiscal de Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York. Además, abrió varias cuentas de banco en Chipre, Lituania, Hungría, Eslovaquia y Letonia para recibir los pagos fraudulentos.

“Como admitió hoy Evaldas Rimasauskas, ideó un plan flagrante para despojar a las compañías estadounidenses de 100 millones, y luego transfirió esos fondos a cuentas bancarias de todo el mundo”, dijo Geoffrey S. Berman, el abogado de Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York, en un comunicado el miércoles 20 de marzo.

Rimasauskas fue extraditado de Lituania a los Estados Unidos en 2017. Según documentos judiciales, ha acordado devolver 50 millones, aunque no está claro qué ocurrió o pasará con los otros 73 millones. Tras haberse declarado culpable, podría enfrentar hasta 30 años de prisión cuando sea sentenciado el próximo 29 de julio.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here