Una de las primeras medidas como presidente de Ecuador: Lasso cambia la ley de comunicación

885

Al día siguiente de asumir como Presidente de Ecuador, Guillermo Lasso remitió a la Presidenta de la Asamblea Nacional, Guadalupe Llori, el proyecto de Ley Orgánica de Libre Expresión y Comunicación.

La normativa propone derogar la Ley Orgánica de Comunicación, de 2013, excepto los artículos que fomentan la producción nacional en publicidad, regulación de propaganda estatal y el régimen del espectro radioeléctrico.

La iniciativa busca garantizar la libertad de expresión, de comunicación y de prensa como un derecho fundamental que no puede ser restringido. Además, incluye la cláusula de conciencia para los comunicadores, así como la reserva de sus fuentes y secretos profesionales.

También robustece la protección de la inviolabilidad de comunicaciones personales y deroga el delito de calumnia y la contravención de actos lesivos al honor.

De acuerdo con un comunicado de Presidencia, el proyecto de ley fue redactado acorde con los principios internacionales de libertad de expresión como la Declaración de Chapultepec y la Declaración de Derechos Humanos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

“Con este documento se garantiza que nunca más se use el derecho penal para perseguir controversias que surgen por la libre expresión”, informaron en Presidencia.

Una de las promesas de campaña de Lasso fue hacer que el derecho a la libertad de expresión esté plenamente garantizado, derogando la ley de comunicación correísta, popularmente conocida como la “LOC de 2013”, que estipulaba severos castigos contra los medios y limitaciones a la libertad de expresión.

Desde la aprobación de la llamada “ley mordaza” hasta 2017, a través de la Superintendencia de Comunicación (hoy eliminada), hubo al menos 370 casos de sanciones a medios de comunicación, periodistas, caricaturistas y articulistas, según datos de la organización Fundamedios.