La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) anunció que iniciará un proceso legal en el estado de Illinois, Estados Unidos, en contra de la controversial compañía Clearview AI, encargada de producir uno de los softwares de reconocimiento facial más avanzados hasta el momento. “Estamos llevando a Clearview AI a los tribunales para poner fin a sus actividades de vigilancia facial que destruyen la privacidad”, señaló la ACLU en un comunicado.

La ACLU acusa a Clearview AI de capturar datos biométricos, como rasgos faciales, sin conocimiento de los usuarios, para posteriormente vender los datos a compañías privadas, agencias policíacas, y agencias federales, permitiéndoles rastrear e identificar en secreto a quien deseen utilizando la tecnología de reconocimiento facial.

De acuerdo a la asociación, las actividades de vigilancia de Clearview AI violan la Ley de Privacidad de la Información Biométrica de Illinois (BIPA), por lo que representan una amenaza sin precedentes para la seguridad. El software permite, por ejemplo, identificar a los asistentes en protestas, reuniones religiosas y más, en los cuales podrían participar grupos vulnerables.

“Estamos pidiendo a un tribunal estatal de Illinois que ordene a la compañía eliminar las huellas faciales recopiladas de los residentes de Illinois sin consentimiento, y que deje de capturar nuevas huellas faciales a menos que cumpla con la ley de Illinois”, agregó la ACLU.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here