La Comisión Europea está reflexionando sobre las medidas para reforzar las normas de competencia para los servicios digitales a fin de controlar el dominio de los gigantes tecnológicos mundiales y fomentar las “tecnologías que funcionan para las personas”, revela un proyecto de comunicación obtenido por EURACTIV.

El documento establece que “las leyes existentes que rigen el comportamiento de las industrias tradicionales deben adaptarse a las circunstancias específicas en las que operan los nuevos modelos comerciales digitales”.

La Comisión considera que sus planes para el futuro del sector digital estarán marcados por la forma en que puede aprovechar la regulación como un medio para garantizar un panorama competitivo en la Unión Europea, basado en valores, economía y sociedad digital, a través de tres columnas de actividad: Tecnología que funciona para las personas, una economía digital justa y competitiva, y una sociedad digital y sostenible.

“Es importante que las reglas de competencia sean adecuadas para un mundo que está cambiando rápidamente y cada vez más digital”, indica el documento que se presentará el 19 de febrero.

Dentro de las acciones que tomará la Comisión para reforzar su perfil digital global se encuentra la presentación de su Libro Blanco sobre Inteligencia Artificial a finales de febrero, la introducción de la Ley de Servicios Digitales hacia fines de año, un marco legislativo para la gobernanza de datos, un compromiso para reafirmar las tecnologías digitales clave de la UE, y un Plan de Acción de Medios y un Plan de Acción de Democracia.

Iniciativa fiscal digital

Además, la Comisión también hace hincapié sobre la importancia de establecer un marco apropiado para la tributación de los gigantes digitales, afirmando que algunas empresas tecnológicas tienen un enfoque de “el ganador se lo lleva todo”, donde “algunas empresas con la mayor cuota de mercado reciben la mayor parte de los ingresos sobre el valor que se crea en una economía de datos”.

Recomendado: Parlamento Europeo dice que no usará tecnología de reconocimento facial

“Esos ingresos a menudo no se gravan donde se han generado, lo que distorsiona la competencia y socava la base impositiva de una sociedad”.

Hay conversaciones en curso a nivel internacional sobre cómo los impuestos podrían adaptarse a la era digital, luego de que los Estados miembros de la UE no hayan adoptado una posición común el año pasado, con una contingencia de otros países que se oponen a los planes, incluidos Irlanda, Finlandia, Suecia y la República Checa.

Uno de los desafíos señalados por los Estados miembros que impulsan las reformas, incluidos Francia y España, ha sido el hecho de que la legislación fiscal requiere la aprobación unánime del Consejo.

5G

Sobre las tecnologías móviles de próxima generación, la Comisión afirma que “Europa debe convertirse en el continente mejor conectado del mundo, alimentado por fibra segura y redes 5G”.

También se buscará acelerar la conectividad Gigabit de Europa, “a través de una revisión de la Directiva de reducción de costos de banda ancha, un Plan de acción actualizado sobre 5G y 6G, y un nuevo Programa de política de espectro (2021)”.

La Comisión había presentado previamente su “5G para Europa: un plan de acción”, que establece un calendario común de la UE para un lanzamiento comercial coordinado de 5G en 2020.

Sin embargo, algunas iniciativas en ciertos Estados miembros se han visto afectadas por demoras, debido a preocupaciones geopolíticas más amplias relacionadas con la renuencia de ciertos miembros de la UE a trabajar con Huawei.

En cuanto a la aplicación de tecnologías móviles de próxima generación en el sector del transporte, el ejecutivo señala la importancia del despliegue de los corredores 5G para la movilidad conectada y automatizada, y afirma que se presentará un acto sobre la autoconducción y la movilidad conectada para garantizar “marcos legales actualizados que fomenten el despliegue seguro de vehículos autónomos en Europa”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here