Unión Europea lanzará una ley en busca de lograr la soberanía de chips

La Unión Europea prepara una Ley de Chips sobre tres ejes clave: la investigación, la producción y la cooperación internacional.

236

La Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció este 15 de septiembre la intención de presentar una ley de chips europea para impulsar su capacidad productiva de semiconductores y reforzar su nuevo impulso por la autonomía estratégica.

“El objetivo es crear conjuntamente un ecosistema de chips europeo de vanguardia que incluya la producción y el seguro, nuestra seguridad de suministro y desarrollará nuevos mercados para la tecnología europea innovadora”, declaró la jefa de la Comisión en su informe anual ante el Parlamento.

Von der Leyen argumentó que Europa debería recuperar su liderazgo global en la producción de chips, que perdió a lo largo de las últimas tres décadas ante los competidores globales de Asia y América.

Relacionado: La petición de Intel, Qualcomm y AMD al nuevo presidente de Estados Unidos

La presidenta trazó un paralelo con Galileo, el sistema de navegación de la UE que, según las estimaciones de la Comisión, ya está presente en 2 mil millones de dispositivos inteligentes.

La crisis global de semiconductores se ha convertido en un punto crucial para la noción de autonomía estratégica, ya que la escasez ha afectado a diferentes tipos de cadenas de suministro que utilizan sistemas electrónicos.

Distintas empresas han pronosticado que muy probablemente la escasez se prolongue por uno o dos años más debido a la creciente demanda de dispositivos electrónicos.

Mientras que el comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, ha insistido reiteradamente en que Europa debería impulsar su capacidad productiva y, para ello, la Comisión puso en marcha una alianza industrial para coordinar el trabajo de las empresas, la investigación y otras partes interesadas.

Las superpotencias tecnológicas, como Estados Unidos y Corea del Sur, ya están invirtiendo masivamente en expandir su capacidad de semiconductores, un esfuerzo seguido por algunos países europeos como Alemania

Para Breton, la Ley de Chips europea es una fuerte señal geopolítica y económica de que los esfuerzos nacionales se coordinarán de manera eficaz a nivel europeo. Y destacó tres aspectos clave: la investigación, la producción y un mecanismo de cooperación y asociación internacional.

Finalmente, Breton anunció la creación de un Fondo Europeo de Semiconductores, que complementaría las oportunidades de financiación existentes a nivel nacional y de la Unión Europea.